La sección tecnológica del New York Times, ha publicado un interesante artículo, donde ha tenido la ocasión de hablar con fuentes oficiales de Apple, que le han comunicado interesantes novedades. En él se habla principalmente de dos noticias importantes para la comunidad de usuarios de Apple. La primera es desmentir la existencia de un proyecto de un iPhone Nano, como se había hablado los últimos días.

De hecho, la segunda noticia, curiosamente confirma la que acompañaba a la del iPhone Nano. Mobile Me será gratuito. Si a eso unimos las interesantes nuevas funcionalidades que comentó nuestro compañero Dani el otro día para el servicio, estaríamos ante una más que interesante aportación de valor a los entornos de iOS.

Según el artículo del New York Times, los ingenieros de Apple están ahora mismo involucrados en el diseño del nuevo modelo de iPhone que se presentaría este verano, que tendría el mismo tamaño que el actual iPhone 4. Uno de los motivos alegados para desmentir el modelo nano, es que no necesariamente el hacer un iPhone más pequeño, supone que este fuera más barato. Tal vez tuviera que ser incluso más caro, dependiendo de cómo estuviera construido. Y lo más importante: un teléfono con pantalla más pequeña supondría un problema para todos los desarrolladores que a día de hoy trabajan con iOS, por tener más tamaños que gestionar en sus aplicaciones.

De hecho, el propio Steve Jobs comentó el pasado octubre que el problema principal de Android era la enorme fragmentación de terminales, con diferentes pantallas, resoluciones, características… Esa es una política que Apple no quiere seguir pues uno de los puntos más importante de iOS a este respecto es el control de terminales, características y el evitar al máximo el problema de la fragmentación, para hacer más atractiva la plataforma de Apple a los desarrolladores y dar mayores garantías de satisfacción y experiencia de uso a sus usuarios..

En cuanto al concepto de un terminal más barato de Apple, tenemos que tener presente que a día de hoy, en USA, podemos comprar un iPhone 3GS de 8Gb de capacidad por sólo 49$, lo cual ya hace que sea un terminal mucho más asequible, de una gama muy competitiva. Prueba de ello, es como el iPhone 3GS ha sido el terminal más vendido en Estados Unidos, por encima del Samsung Galaxy S o del propio iPhone 4.

Parece que además, uno de los objetivos de Apple es abrirse completamente a la comunidad de usuarios con visibilidad reducida o nula, para los que estaría trabajando en un soporte mucho más activo del control por voz del sistema operativo, y hacer plenamente operativos y disfrutales los terminales de la manzana a este tipo de usuarios.

Por último, el artículo también comenta al respecto de la gratuidad del servicio Mobile Me. Según fuentes internas, el personal de Apple trabaja sobre una versión mucho más versátil de este servicio. Además, esta nueva versión permitiría sincronizar todos sus ficheros sin necesidad de cables.

El objetivo es que las fotografías y otro tipo de medios, puedan sincronizarse automáticamente entre todos nuestros dispositivos Apple, sin la intervención del usuario.

De hecho la estrategia futura será dar mayor presencia al espacio online que al propio del dispositivo, de forma que puedan hacerse teléfonos con menos capacidad (teniendo en cuenta que la memoria de almacenamiento es el componente más caro de los dispositivos de Apple) y por lo tanto, más baratos y asequibles. El objetivo podrían ser terminales cloud, cuyos contenidos en su totalidad, estarían almacenados en la nube, quedando la memoria de almacenamiento destinada únicamente a la gestión propia y algo de caché. Algo parecido a cómo se usa a día de hoy la memoria de almacenamiento flash en los nuevos Apple TV.

Sin duda, Apple no puede simplemente confiar en su sistema, cuando la competencia se ha puesto las pilas, y vemos que sigue trabajando para dar mayor valor a sus servicios y dispositivos, con el fin de seguir contentando a sus usuarios.