Personal Blocklist

Alrededor del mundo del SEO existen todo tipo de prácticas, tanto buenas como malas o, incluso, algunas que andan en el límite del bien y del mal, como nos comentaba ayer mi compañero Miguel Jorge. El caso es que el SEO, es decir, el posicionamiento en los buscadores, es todo un negocio que podría verse alterado un poco gracias a una nueva extensión que ha lanzado Google para Chrome con la que podríamos bloquear determinados resultados para que no nos vuelvan a aparecer en las búsquedas.

La verdad es que no está nada mal eso de poder personalizar un poco los resultados de búsqueda y, más aún, de una manera tan sencilla. Por ahora, Personal Blocklist, que es como se llama la extensión, está en modo experimental pero ya podemos instalarla y usarla. Una vez que la tengamos activa, cuando realicemos una búsqueda en Google, nos aparecerá, además de «en caché» y «similares», una nueva opción para bloquear ese resultado y, por tanto, que no nos vuelva a aparecer en las búsquedas.

Hasta ahora, el posicionamiento de una página en las búsquedas, básicamente, procedía del resultado de un algoritmo que tenía en cuenta factores relacionados con el tráfico o los enlaces que apuntaban a un determinado sitio, independientemente de su calidad o su utilidad para los usuarios, factores subjetivos que quedaban fuera de la ecuación.

No sé si este, por ahora, experimento tendrá continuidad en Google y si las valoraciones de los usuarios son finalmente tenidas en cuenta, pero el movimiento de Google me parece, como poco, interesante y, sobre todo, una apuesta por una mejora en los resultados de búsqueda que puede ponérselo mucho más difícil a aquellos que viven en el límite de las malas prácticas en el posicionamiento de páginas web, porque todo apunta a que Google podría tener en cuenta este feedback de los usuarios. Vale la pena instalar la extensión, probarla y, sobre todo, excluir los malos resultados de las búsquedas.

Sin embargo, si se han detectado malas prácticas alrededor del SEO, como las famosas granjas de contenidos, ¿un sistema como Personal Blocklist arreglaría el problema a largo plazo o lo empeoraría? Para empezar, y como ya he comentado, la idea me parece estupenda, sin embargo, si todo el mundo puede valorar la utilidad de un resultado, realmente, y dependiendo de los controles que Google establezca y del peso que le otorgue a las valoraciones de los usuarios, se estaría abriendo la veda para que competidores directos se marquen mutuamente como spam, invalidando, al final, todo el proceso.

De todas formas, tendrá que pasar cierto tiempo hasta que veamos si se establecen, o no, nuevas reglas de juego.

Imagen: Mashable