El spam está prácticamente en todos los servicios de Internet, pero en Facebook resulta mucho más efectivo debido a que las personas confían en los anuncios y la moderación queda en manos de los usuarios. Pero esto está por cambiar, porque la red social está probando filtros automáticos para los comentarios.

La característica apareció silenciosamente para un grupo limitado de administradores de páginas, quienes ven las posibles publicaciones no deseadas de los fans, marcadas con un fondo gris. Estas son mostradas sólo al creador de la página y otros autorizados, quienes deben quitar la marca de spam para que sean visibles públicamente, un comportamiento similar al que poseen herramientas como Akismet.

Hasta ahora, hubo poco empeño de la compañía para evitar este problema, que es muy frecuente en los grupos y páginas más concurridas. Apenas es posible acceder a una pestaña especial donde se muestran los comentarios denunciados, pero siempre con intervención manual. Este nuevo mecanismo simplifica la tarea, en especial para quienes no se ocupan demasiado de mantener su página.

Como todo servicio de este tipo, ajustar los detalles lleva un buen tiempo. Por eso, a veces detecta correctamente los mensajes publicitarios, pero también encuentra falsos positivos. Para que tengan una idea, los filtros de WordPress llevan años en funcionamiento y todavía cometen algunas equivocaciones.

Si bien hay muchas páginas creadas por pura diversión, existen otras para organizar interesantes campañas que suelen quedar opacadas a raíz del spam. Esta novedad seguramente ayudará a mejorar la relevancia de los comentarios, un objetivo que también persiguen otros planes de la red social. Sería interesante que, en un futuro, se extienda a otros sectores del sitio.