Hillary Clinton conferencia Universidad George Washington

La verdad es que hay ocasiones en las que no entiendo lo que piensan, o más bien hacen, estos llamados «líderes del mundo libre». Estas dos últimas semanas han sido bastante convulsas, por un lado la revolución en Egipto, con corte de Internet incluido por parte del gobierno, y, por otro lado, la patada que le dio Estados Unidos a Rojadirecta.org y si esto fuese poco, resulta que Estados Unidos podría aprobar una ley que otorgase al presidente el poder de bloquear Internet en su país. Y claro, ante este panorama, leer que la Secretaria de Estado, Hillary Clinton, dio ayer un discurso en el que pretende poner en valor la libertad de Internet, pues, la verdad, es que me parece bastante cómico.

El discurso que dio ayer Hillary Clinton en la George Washington University tenía como eje central, el llamamiento a la comunidad internacional para que mantenga un Internet abierto y lo considere como un espacio para la libre expresión de ideas, la innovación y el crecimiento económico; además, otra de las ideas fuerza del discurso era dejar claro que Estados Unidos se compromete a luchar por un Internet abierto, libre y seguro. ¿En serio?

A ver, yo encantado con esta preocupación a tan alto nivel por una red libre de censuras y controles, pero claro, viniendo precisamente del país que estudia una ley que permite al presidente desconectar la nación cual pequeño dictador o, sin ir más lejos, imitar a Mubarak, pues te hace ser un poco escéptico.

Hay un debate abierto en algunos círculos sobre si Internet es una fuerza de liberación o represión. Pero como los acontecimientos en Irán, Egipto y otros lugares han demostrado, ese debate no viene al caso. […] Lo que importa es lo que la gente que acude a Internet hace allí, y qué principios deberían guiarnos cuando nos unimos en el ciberespacio. Esa cuestión se hace más urgente cada día.

Entonces, para derrocar una dictadura como la de Egipto o avivar las revueltas en Irán, Internet es una fuente de inspiración y un motor tractor para las libertades; sin ir más lejos, el propio Departamento de Estado está manteniendo un perfil en Twitter en farsi para apoyar las manifestaciones en Irán, por tanto, es una práctica a fomentar, según la política estadounidense, porque un país que intente controlar internet estaría levantando:

[…] el equivalente en el día de hoy al Muro de Berlín

Y tal y como dice el título de la conferencia, «las cosas buenas y malas de Internet», si las revoluciones en Oriente Medio son buenas, Clinton considera en la parte negativa de Internet, el caso de WikiLeaks que, precisamente, ha condenado en el discurso y lo ha tachado de un acto de robo que está amenazando tanto la seguridad de Estados Unidos como el bienestar de activistas de derechos humanos y otros citados en los cables.

Censura de Internet

La verdad es que es curioso este discurso, básicamente, por la doble moral, por un lado, condenando la censura que se realizó en Egipto, la que temen que se haga en Irán o la que se hace en China, por citar tres ejemplos; y, sin embargo, la censura propia y la capacidad de poder aplicarla es algo que ni siquiera son capaces de nombrar, es más, se ven como abanderados de un Internet libre.

Al hilo de todo esto, en GOOD han publicado una interesante infografía en la que podemos ver el estado de la censura de la red a nivel mundial y, ¡sorpresa!, Estados Unidos, precisamente, no está libre de censura.

Imagen: Departamento de Estado de Estados Unidos y GOOD