Aunque Google lanza versiones de Chrome cada vez con mayor frecuencia, hace un buen tiempo que no vemos cambios verdaderamente sustanciales en la interfaz. Pero la compañía tiene previstas novedades en ese sentido, con la idea de simplificar aún más el aspecto visual, que llegarían hasta el punto de quitar la barra de direcciones.

Actualmente están en estudio cuatro formas diferentes de mostrar las pestañas y la Omnibox. El objetivo principal es encontrar el diseño ideal para Chrome OS pero, en un plazo aún no definido, también se implementaría en el navegador para lograr una consistencia.

Si bien todas las variantes están en estudio, los trabajos se concentran en el modo Classic, que utilizamos en la actualidad, y Compact, que propone las modificaciones más radicales. En este último, la barra de direcciones desaparece por completo, mostrándose únicamente cuando carga una página o se selecciona una pestaña. Los elementos restantes se muestran en una única línea.

Aunque esto ahorra espacio y mejora la experiencia al usar aplicaciones, lo que no convence al equipo de desarrollo es que la URL pierde visibilidad, los controles de navegación no están dentro de las pestañas y estas últimas quedan bastante recargadas.

Otra opción que se evalúa es la denominada Sidetab, una barra lateral que contiene todos los ítems, pero sólo es útil en pantallas que superen los 1366 píxeles de ancho. Por último, Touch implica mostrar grandes íconos sobre las pestañas, para que sea fácil pulsarlos en dispositivos de pantalla táctil.

También está previsto hacer cambios en otras funcionalidades, que probablemente vean la luz mucho más rápido. Se trata de los perfiles múltiples, que permiten administrar varias cuentas de Google por medio un menú, sin necesidad de cerrar sesión. Además, se planea desarrollar una barra de navegación y búsqueda más inteligente, donde las sugerencias del historial no sólo surjan de las direcciones visitadas, sino también de los contenidos y títulos de las páginas.

Este movimiento de Google por lograr un browser todavía más minimalista parece interesante, aunque no tener la URL siempre a la vista puede causar pérdidas de tiempo, y trae aparejada la necesidad de avisar cuando visitamos una página segura. Pero me gustaría conocer vuestra opinión, ¿qué les parecen estos bocetos? ¿qué modificaciones harían?

Imágenes: The Chromium Project