Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte la mejor experiencia y mostrar publicidad relacionada con tus preferencias de navegación.
Si sigues navegando consideramos que aceptas nuestra política de cookies.

Barack Obama, cenando con Steve Jobs y las mayores influencias de Silicon Valley

Por el 18 de Febrero de 2011, 21:55
Barack Obama, cenando con Steve Jobs y las mayores influencias de Silicon Valley

En el Flickr oficial de la Casa Blanca podemos ver una de las fotos oficiales de la cena que ya mencionamos el otro día que iba a suceder. Steve Jobs, Mark Zuckerberg (CEO de Facebook), Larry Ellison (CEO de Oracle), Eric Schmidt (CEO de Google) y algunos más han asistido a esta multitudinaria cena, donde faltan solamente los máximos responsables de HP o Microsoft. Algunas de las personas más influyentes del mundo tecnológico y de internet, reunidos en la misma mesa de una cordial cena con el presidente de los Estados Unidos, Barack Obama. ¿Con qué objetivo? Intentar incentivar y obtener el compromiso de estas grandes empresas, para crear empleo y para fortalecer la economía americana.

Es algo de lo que todos son conscientes, que estas empresas están impulsando la economía mundial aun en tiempos de crisis. Facebook, Oracle, Google o Apple (entre otros asistentes), son claros ejemplos de una gestión brillante empresarial, donde para ellos no ha existido la crisis y donde las cifras siempre suben. Como precursores de la increíble ola tecnológica, el presidente de los Estados Unidos ha reconocido su importancia clave en la economía del país y del mundo, y por eso los ha invitado. En parte como gesto político, en parte para conseguir un apoyo y compromiso especial de ellos, un compromiso en la creación de empleo y en que juntas lucharán porque se supere esta crisis económica. Silicon Valley es uno de los pulmones económicos de los Estados Unidos, y desde luego, por lógica, merecen ser mimados por ello.

Lo que está claro es que, mientras Obama reconoce la importancia clave de las nuevas tecnologías, del mercado tecnológico, y de las empresas que son ejemplo de productividad dentro del mercado de negocio mundial, en España, el señor José Luis Rodríguez Zapatero, sigue torturando sin piedad a la empresa privada. Somos el país de Europa que menos invierte en Investigación y Desarrollo, y todos nuestros expertos potenciales, los mejores en cada sector, han de salir de España e irse a Estados Unidos, Alemania, Reino Unido u otros países donde se les brinda la oportunidad que aquí no tienen. Si hay una clara diferencia a nivel de mercado de trabajo entre Estados Unidos y España, es que allí (como en otros países europeos más avanzados) se valora a la gente con una especial capacidad. Se fomentan las carreras profesionales de la gente competente y se les cuida para que que su valor, sea también un valor de la empresa. En España, si eres brillante, te machacan por todos lados porque ¿cómo te atreves a creerte mejor que nadie?

España es el tercer mundo europeo de la tecnología, donde (por ejemplo) se crean plataformas de venta de libros electrónicos basados en el modelo antiguo (único caso en el mundo), predestinado a hacer fracasar el modelo y que pretenden que el libro electrónico nunca llegue a imponerse en España. Un país donde cualquier producto cultural electrónico tiene un IVA de lujo del 18%, porque la Ley que nadie quiere modificar ni adaptar, fija que para que un producto sea cultural y gravado con menos impuestos (el 4%), ha de ser vendido en un soporte físico. Un país donde aprueban leyes resultado de la ignorancia para censurar la Red y sus contenidos, en vez de buscar la verdadera raíz del problema y fundar modelos de negocio más productivos de los que sacarían más beneficio.

España es la risa del mundo con conexiones de banda ancha (estrecha podría llamarse en muchos casos) donde modelos de negocio de futuro como Netflix jamás podrían existir en este país, dada la pobre calidad de las líneas y el bajo porcentaje de líneas de verdadera calidad. Un país que permite que el mismo que te vende la conexión a internet, también tenga intereses comerciales en vender contenidos con plataformas de TV de pago, por lo que boicotea el vídeo a través de la red. Es lo que se defiende como neutralidad en la red, ese cuento de ciencia ficción que las operadoras niegan de manera automática, y para el que hasta YouTube creo una herramienta para demostrar que no era una fantasía, como decían algunos.

En fin, un magnífico país “con mucho futuro”. Lleno de ignorancia e ignorantes, que no entienden la importancia capital del mundo tecnológico, y que el futuro de la economía y la salida de la crisis pasa por este importante sector, en gran medida. Algunos se dan cuenta de donde está la importancia (Obama, por ejemplo) y otros no (Zapatero). Es cierto que la crisis es mundial, pero desde luego está claro que algunos han sabido combatirla mejor que otros. Al menos, hemos de dar gracias de no haber acabado (por ahora) como Grecia o Irlanda.

Eso sí, todos hemos de dar infinitas gracias a los partidos mayoritarios españoles, por haber aprobado una Ley digna del régimen chino. Si queréis, podéis felicitarles, negando vuestro voto a ellos en las próximas elecciones.

Recomendados