Mañana se cumplirán diez años desde el comienzo de lo que hoy es la Wikipedia. En este tiempo ha pasado a convertirse en la enciclopedia digital más importante de nuestra era. Criticada por los académicos pero tremendamente utilizada por la gran mayoría de los internautas, su valor con el tiempo se simplifica en su concepto en sí. Nada resulta más sencillo cuando te genera una duda alguna palabra que acudir a ella desde la red. Una fuente de información (que no siempre de sabiduría) a la que seguramente hay que enfrentarse siempre con cierta lejanía, ya que abundan los errores y las apreciaciones son muchas veces incorrectas.

Con motivo de este décimo aniversario, su fundador Jimmy Wales ha hablado durante esta semana con numerosos medios, dando su punto de vista del pasado, presente y futuro de la Wikipedia, una enciclopedia que tiene actualmente más de 400 millones de visitas únicas al mes y que comenzó un día con un mensaje a la web: “hola mundo”. Tras esa nota editada han pasado 17 millones de artículos en 270 idiomas. Estas son las impresiones del “padre” de la wikipedia:

Me es difícil imaginar que ya han pasado 10 años desde la primera edición de la Wikipedia. Recuerdo el primer día, la primera edición al escribir “hola mundo”. A partir de ahí sería el comienzo de la biblioteca y de todo lo que ha ocurrido desde entonces.

Creo que a día de hoy, lo más importante que tiene la Wikipedia es su diversidad de lenguas. A partir de ahora vamos a llevar a cabo proyectos muy grandes en idiomas en los que jamás se ha visto algo así. Podemos ver como en estos diez años, la Wikipedia marca claramente el desequilibrio mundial que existe entre nosotros, por esta razón esperamos que lugares como Asia, África u Oriente Medio comiencen a participar de manera activa en el proyecto.

Wales habló también de la forma en la que podrían “ampliar” la Wikipedia y las futuras implantaciones para mejorar la labor de los editores:

Nuestro objetivo es llegar a más gente, crear alianzas más sólidas con los principales centros académicos, bibliotecas, galerías y museos. También esperamos reforzar el uso en los dispositivos móviles y llegar a aquellos lugares en los que el acceso a Internet es difícil.

No vamos a convertirnos en Facebook, MySpace o YouTube. La Wikipedia ya tiene un núcleo de lo que hacemos que es bastante útil. Potenciaremos la función social, pero sólo para mejorar la colaboración de los editores.

De las palabras de Wales podemos adivinar un cierto enfoque social para el futuro de la Wikipedia, quizá una mejora hacia una forma de adaptarse para mejorar la actualización de las entradas en la biblioteca, la inmediatez. Una forma de mejorar el tiempo real a los lectores que acudan a ella. En cualquier caso es innegable la importancia de la Wikipedia en estos diez años que está a punto de cumplir. Una fuente de conocimiento, aún con sus fallos, con la que muchos de nosotros hemos sido capaces de resolver las dudas que nos surgían.