Ultraviolet Logo

Parece que la industria está empezando a reaccionar y se están dando cuenta que deben adaptarse a los cambios en los hábitos de los consumidores. Últimamente hemos hablado de Netflix como ejemplo de servicio de éxito que ha sabido adaptarse a los nuevos tiempos y ofrecer, a un precio competitivo, películas online, en su caso, un videoclub; por tanto, la convivencia entre la industria cinematográfica e Internet son algo posible, o al menos, es lo que yo pienso cuando veo casos de éxito como el de Netflix.

Si la semana pasada, Intel anunció que lanzará un servicio de videoclub online en alta definición, ahora es la propia industria de Hollywood la que prepara su propia plataforma de distribución de contenidos a través de Internet. Las grandes de Hollywood, Fox, Paramount, Sony, Universal y Warner, son las cabezas tractoras de un consorcio, el DECE (Digital Entertainment Content Ecosystem), que nació en 2008 para pensar en el sustituto del soporte físico, el DVD y el Blu-Ray, poniendo el foco en Internet y la transmisión de contenidos a través de la red.

Pues parece ser que el consorcio ha dado sus frutos, así que entre los estudios y algunas empresas que son pesos pesados del mundo tecnológico, han concebido la plataforma UltraViolet, con la que piensan desembarcar a mediados de este año en Estados Unidos, Canadá y Reino Unido.

¿Y qué es UltraViolet?, se supone que es una nueva forma de comprar contenidos (ya sean películas o series de TV), puesto que no estamos adquiriendo un contenido en sí, si no una licencia para poder verlo, de manera independiente al soporte en que se encuentre el contenido que hemos adquirido. La verdad, es que, a priori, suena un poco raro pero, según parece, al adquirir esta licencia, tendríamos derecho de acceso a dicho contenido de por vida (siempre lo tendríamos accesible en la nube), podríamos descargarlo todas las veces que queramos, incluso copiarlo, sin embargo, la reproducción sí que estaría limitada, ya que, para reproducir los contenidos de UltraViolet, nuestros dispositivos de reproducción deben estar dados de alta en el servicio y un contenido sólo incluye una licencia para 12 reproductores.

Según el DECE, este sistema acabará con la piratería, puesto que el cruce de contenidos entre usuarios estará muy controlado, tanto por la licencia del contenido en sí, como por el alta de dispositivos de reproducción, medidas a las que le añaden una restricción, ya que un contenido (mejor dicho, una licencia), no podrá estar asociada a más de 6 personas a la vez.

UltraViolet

Señores del consorcio DECE, a ver si lo he entendido bien, ¿yo compro una película y tengo que elegir 12 sitios en los que la quiero reproducir? y encima ¿sólo puedo prestárselo a 5 de mis amigos?, casi que me quedo con mi colección de películas en DVD, que aunque ocupen varias estanterías, puedo prestárselas a mis amigos o ponerlo en cualquier aparato de DVD o PC que tenga. Menuda manera de adaptar el negocio a la era de Internet, intentando poner una cerca alrededor del usuario.

Bueno, y ¿quién está metido en este invento?, pues además de las citadas Fox, Paramount, Sony, Universal y Warner, nos encontramos a Microsoft, IBM, Dell, Intel, Panasonic o Adobe, entre otros, de hecho, el servicio arrancará a través de Netflix y Best Buy. Disney, por ejemplo, junto con Apple, decidió no sumarse a esta plataforma y, por lo que parece, anda buscando su propio servicio alternativo, de nombre Keychest.

Habrá que ver el catálogo de precios del servicio de UltraViolet pero, para empezar, creo que arrancan con unas reglas demasiado restrictivas (licencias limitadas, registro de los reproductores, préstamos limitados, etc) que pueden frenar la expansión del servicio. De todas formas, esperaremos al lanzamiento a ver qué es lo que realmente ofertan al consumidor y, sobre todo, a qué precio.