Tarde o temprano, los grandes actores de la red ingresaron al mundo de las preguntas y respuestas, obteniendo resultados bastante dispares. Yahoo! Respuestas es hoy un servicio claramente establecido, pese a que la calidad de los contenidos suele ser bastante pobre, mientras que productos como Windows Live QnA o Google Answers pasaron sin pena ni gloria. Como si esto fuera poco, el año pasado surgieron nuevas propuestas de Ask y Facebook que buscan ganarse un lugar.

Sin embargo, el sitio que hoy da mucho que hablar en este rubro, no pertenece a una compañía de gran trayectoria, sino a una start-up. Se trata de Quora, fundado por ex-integrantes de Facebook, donde las capacidades de preguntar y responder se suman a funciones sociales y herramientas colaborativas.

Su objetivo principal, según el propio artículo de bienvenida, es generar conocimiento y contenidos de calidad. Esto se logra gracias a que cualquiera puede moderar y organizar material, pero también a la existencia de usuarios con autoridad sobre determinado tema. Por ejemplo, empleados y responsables de servicios como Facebook o Twitter han realizado sus propios aportes, convirtiendo muchas veces a Quora en noticia.

Primeros pasos

En esta etapa, el acceso es únicamente por invitación y también debemos contar con una cuenta de Twitter o Facebook e iniciar el habitual proceso de autorización. Esto es así porque, una vez rellenado el perfil, descubrimos que seguimos automáticamente a nuestros amigos y las temáticas favoritas que es capaz de detectar, para facilitar la experiencia inicial. Aunque siempre existe la posibilidad de unfollow, sería positivo que uno pueda optar previamente.

La interfaz no es espectacular ni mucho menos, porque el foco está puesto en el contenido, algo en lo que han acertado de lleno. Cuando uno busca resolver cierta duda, poco le va a importar la apariencia, si la solución es realmente útil. Hay un encabezado, donde es posible hacer búsquedas o formular preguntas, un amplio espacio para desarrollar las distintas actividades y una sidebar con información complementaria.

Para comenzar, el propio equipo sugiere leer How do I get started using Quora?, donde se resumen los valores de la comunidad y las dudas más frecuentes. En caso de que no sea suficiente, existe toda una serie de enlaces relacionados o la posibilidad de publicar nuestra propia inquietud allí mismo. Precisamente, esa es una gran forma de aprender cómo funcionan los mecanismos de votación, las funciones de seguimiento y comenzar a interactuar.

Formular y contestar preguntas

La característica principal del sistema se encuentra en el sector superior de la pantalla, donde sugiere constantemente que utilicemos el buscador interno, algo hecho a propósito para evitar duplicados, priorizando la calidad por sobre la cantidad. En esto, también ayuda la intervención de la comunidad, que cuenta con la facultad de combinar publicaciones similiares.

Si no hallamos lo que necesitamos, un cuadro de diálogo muy simple permite ingresar la nueva pregunta. Luego, es posible asignarle etiquetas (incluso con la colaboración de otros usuarios), con la idea de simplificar el hallazgo para personas que comparten nuestros intereses. Esto es valioso, porque aparecerá automáticamente en sus páginas de inicio, brindándoles la posibilidad de contestar si así lo desean.

Para resolver la duda de otro miembro, basta con pulsar su enlace en la home, donde se filtran por preguntas recientes y populares o utilizar el motor de búsqueda. A diferencia de otros sitios, aquí contamos con la posiblidad dar formato al texto, incluir enlaces y hasta insertar imágenes, algo muy valioso si queremos explicar cómo se usa determinado programa. También, podemos calificar los distintos aportes efectuados hasta ese momento.

Funciones sociales

Como les expliqué al principio, existen muchas características adicionales, y una de ellas es hacer las veces de red social. No sólo se muestra el avatar cada vez que seguimos cierta pregunta o temática, sino que también contamos con un perfil público similar al de Twitter.

Entre sus distintos apartados están el editor, para publicar actualizaciones de estados, una lista con las últimas actividades y secciones donde se listan nuestros followers y following. Lo más interesante es cuando visitamos perfiles ajenos, porque allí también podemos formular preguntas, aunque en este caso son de índole personal, como ocurre en FormSpring

Estilo wiki

Para que no termine todo en una lista interminable de preguntas, los desarrolladores de Quora hicieron especial hincapié en la organización. Cualquier miembro puede crear un nuevo tema o etiqueta, que se utilizará para clasificar cada publicación y puede contar con subtemas. Por ejemplo, si la temática principal es Facebook, las secundarias serían su servicio de fotos, Mark Zuckerberg o las referidas a cuestiones como la privacidad.

Cada tema tiene una página propia, donde se destacan los apartados de preguntas frecuentes, que consisten en recopilaciones de las más interesantes para los usuarios. Además, los temas considerados más importantes o populares, tienen su propia cuenta de Twitter donde se publican al instante las nuevas actividades.

Conclusiones

8/10

Aún cuando todavía le queda camino por recorrer, hoy es una propuesta que promete. Integró, con mucho criterio, fórmulas que dieron resultado para lograr un producto atractivo. La apuesta por la calidad y los expertos son detalles clave para diferenciarse de sus competidores, siempre y cuando los miembros sepan aprovechar todas las utilidades.

Sin embargo, debemos recordar que el modelo funciona correctamente porque está destinado a un grupo reducido. La gran pregunta (que podríamos hacer en el mismísimo Quota) es qué ocurrirá cuando se abra al público en general. Es necesario recordar que Wikipedia, donde también puede colaborar cualquiera, sufre habitualmente el vandalisimo y también ciertos abusos de los moderadores. Si tiene previstas soluciones para estos detalles, seguramente dará que hablar.