google-oracle

Durante el pasado verano, la esfera tecnológica tembló con el choque de dos gigantes, Oracle y Google. Oracle había interpuesto una la demanda a Google por una supuesta violación de patentes de Java en su sistema operativo para smartphones, Android. Desde entonces, tras el revuelo inicial, prácticamente, la última noticia que tuvimos fue en otoño, cuando Google contestó, de manera muy vehemente, a Oracle, justificando su solución. Tras esta calma, parece que la tempestad podría volver a desatarse, resulta que, tras mirar con lupa el código de Android, se han encontrado algunas evidencias que darían la razón a Oracle.

Bueno, al menos eso dice Florian Mueller, un experto en propiedad intelectual y patentes, que afirma en su blog haber encontrado 43 archivos en Android que son idénticos a otros tantos de Java. ¿43 archivos iguales? ¿y eso es grave?, según parece, a 37 de esos archivos se les habría modificado la licencia de manera ilegítima ya que éstos incluían, en origen (es decir, en Java 2 Standard Edition), etiquetas «Confidencial» y «No distribuir», sin embargo, en Android, se distribuyen bajo la licencia de Apache.

La verdad es que de ser cierto, y tras leer las pruebas presentadas parece que las conclusiones tienen bastante peso, Google habría cambiado la licencia de los archivos de Java utilizados en Android sin autorización de Oracle, por lo que habría violado los derechos de ésta, tornando en procedente la demanda interpuesta por Oracle.

¿Y Google ha dicho algo al respecto?, pues oficialmente no, de hecho, Oracle tampoco. No obstante, algunas voces defienden a Google alegando que los archivos que ha encontrado Florian Mueller son simplemente archivos temporales, simples vestigios del proceso de desarrollo de Android que se usaron como pruebas.

Independientemente que fuesen para realizar pruebas (de hecho, algunos archivos han sido eliminados del repositorio con ese argumento), o un simple error humano o de algún script, si estas conclusiones son ciertas (y la documentación es pública para su revisión por cualquier persona interesada), Oracle tendría a su disposición material suficiente para sustentar su demanda, que a priori, cuando se formuló, adolecía de pruebas concluyentes.

Para ambas compañías, este estudio debe haber caído como una bomba (tanto para lo bueno, como para lo malo), por lo que es de suponer que en estos días, tanto Oracle como Google muevan sus respectivas fichas, ya sea ellos mismos o a través de portavoces o abogados. Estaremos atentos a ver qué pasa.

Actualización: Desde ZDnet y ArsTechnica se lanzaron sendos posts desmintiendo la afirmación de Florian Mueller y apoyando la tesis de que son simples archivos de prueba que, no hace mucho, fueron eliminados del repositorio, de hecho, el propio Google eliminó unos pocos en octubre y otros hace apenas unos días.

No obstante, Mueller se mantiene con su tesis, no ya en el sentido que exista código de Java en Android, si no que aunque sea para hacer simples pruebas, se ha alterado la licencia de varios archivos y se ha pasado de un copyright a la licencia de Apache sin el consentimiento de Oracle. La verdad es que el caso parece ser algo menos dramático, ya no estamos hablando de que se haya copiado código, que era la tesis de Mueller, si no que pasamos a un problema de alteración de licencias, que es la tesis que ahora mantiene.

¿Se han copiado cosas de Java en Android?, pues sí y no, porque sí que había archivos que eran un calco pero éstos fueron eliminados porque eran de la rama de desarrollo y se usaron en pruebas. Por tanto, formalmente, parece que Android no usa código perteneciente a Java, o al menos, todavía no ha podido ser demostrado.

¿Se han violado patentes?, pues eso es algo que tendrá que decir un juez, pero lo que sí que parece es que Google modificó la licencia de los archivos que ha borrado de manera unilateral.

Me da que este asunto va a seguir dando de qué hablar.

Vía: Engadget