El pasado sábado 22, La2 de RTVE emitía dentro de su programa DocumentosTV, un muy interesante documental, producido por National Geographic Services, acerca de Pete Souza, fotógrafo oficial del Presidente de Estados Unidos Barack Obama. Si no llegaste a verlo, nosotros te lo contamos y algo más.

Su despacho, que antes fue peluquería, se encuentra en el ala oeste de la Casa Blanca, a sólo unos pocos pasos del despacho Oval, tiene acceso prácticamente a todos los lugares donde el propio presidente tiene acceso, incluso tiene reservado un asiento en el Air Force One. Cuenta con permiso para estar presente en conversaciones a puerta cerrada y en situaciones íntimas. Gracias a ello cautiva grandes imágenes, llenas de naturalidad y espontaneidad. A la pregunta de cual es su mejor fotografía, siempre responde la que haré mañana.

Su quehacer puede parece simple, fotografiar el día a día de una persona, pero el hecho de que esta persona sea el hombre más poderoso del mundo complica la cosa. Debe registrar la parte privada de la parte pública del Presidente, y de su familia, es decir, es el único que fotografía a Obama ejerciendo su trabajo en privado y en público. Debe fotografiar su presidencia para la historia, y para ello, Souza y el equipo de fotógrafos que coordina (Samantha Appleton, Lawrence Jackson, Chuck Kennedy, Alex Gabriner) y dirige en la Casa Blanca, gozan de la accesibilidad y confianza necesaria por parte del presidente y de los que le rodean para tomar entre 20 mil y 80 mil fotos mensuales, muchas de las cuales ya se pueden ver en la cuenta que la Casa Blanca tiene abierta en Flickr. Solo con el hecho de documentar la historia, ya se es historia.

Fue, como no, John F. Kennedy, el primero en tener un fotógrafo en plantilla, Cecil W. Stoughton y Lyndon Johnson el que después institucionalizó el cargo de fotógrafo oficial de la Casa Blanca hace 50 años. Desde entonces, siempre ha estado presente en las administraciones americanas, excepto en la oscura época de Richard Nixon, donde la presencia del fotógrafo oficial, Ollie Atkins, fue casi testimonial. Yoichi Okamoto, ‘Oke’, fue el fotografo de Lyndon Johnson y un referente para los demás; David Hume Kennerly para Gerald Ford; David Valdez para el presidente George H.W. Bush, el padre; Robert McNeely para Bill Clinton y Eric Draper para el presidente George W. Bush, el hijo. Solo Souza repite, primero con Ronald Reagan, del cual incluso cubrió años después su funeral, y ahora con el premio Nobel de la paz, Barack Obama.

Para llegar a ese puesto, no basta con unas oposiciones, se ha de ser un gran fotoperiodista y Souza lo es, solo hay que leer un poco de su biografía para darse cuenta de ello. De origen portugués, Peter Souza se graduó cum laude en Ciencias de la Comunicación en la Universidad de Boston y también es master en periodismo y comunicación social por la Universidad estatal de Kansas. En su dilatada carrera ha trabajado para National Geographic, Life, Fortune o Newsweek. Ha sido galardonado con varios premios como el de mejor fotoperiodista por la National Press Photographers Association o el premio anual al fotógrafo de noticias de la Casa Blanca, solo por citar algunos. A esto hay que sumar que es profesor asistente de fotoperiodismo en la University’s School of Visual Communication de Ohio, donde está en excedencia.

Os dejo una galería de fotos, pero si queréis ver más de Pete Souza o de su equipo, además de en su propia web o en el libro The President’s Photographer, el mejor sitio sin duda es la Casa Blanca. Y si os habeis quedado con ganas de ver el video y vuestro inglés no os lo impide, la PBS lo tiene en su página web.