Acercarme estos días a la herramienta de Google Books (libros), un proyecto que se lleva gestando casi desde los comienzos de la misma compañía, me dio que pensar. ¿Es bueno llevar a cabo este proyecto? ¿Realmente el fin es algo más que lucrativo? Para empezar, resulta francamente complicado explicar de manera sencilla y relativamente corta lo que podemos encontrar en este servicio, puesto que a la cantidad de escritos que se van sumando cada día, hay que añadirle el número de opciones que se integran para mejorar día a día el servicio. Antes de nada, quisiera responderos a la pregunta: ¿qué es Google Books? Esta pregunta me da pie a comenzar con una breve introducción sobre los inicios del proyecto hasta el momento actual.

Comienzos

Digamos que este servicio es el resultado de años de trabajo de Google, se trata de una obra que no tiene fin mientras existan libros y que busca ser la gran biblioteca de nuestros tiempos, de ahora y del futuro, un servicio donde aglutinar miles de escritos de todas las épocas a través de la digitalización. Google escanea los libros que encuentra y los convierte gracias al reconocimiento óptico de caracteres, almacenándolos en una base de datos online. Se potencia con este mega-proyecto la lectura y el mantenimiento de gran parte de la historia escrita. El lector, Google y el propio editor se ven recompensados, potenciando para estos últimos una gran visibilidad de su obra al público.

Para llegar hasta aquí, los cofundadores de la compañía, Larry Page y Sergey Brin, comenzaron el proceso o idea en 1996. El objetivo era conseguir una biblioteca digital capaz de ser rastreada a través de la red, de manera que se pudiera indexar cada uno de los contenidos, permitiendo lo que es hoy Books, un lugar donde comparar, encontrar, reseñar, leer, promocionar o seguir un escrito, libro o documento.

Diseño e Interfaz

Al acceder por primera vez al servicio nos encontramos con una página cuya interfaz y diseño es sencilla y sobria, muy similar a la utilizada por la compañía para las búsquedas ordinarias. La página nos ofrece en esta primera vista una opción de búsqueda seguida de un mosaico de portadas de libros divididas en 7 temáticas: ‘Interesante’, ‘Clásicos’, ‘Revistas’, ‘Salud y Ejercicio’, ‘Mascotas’, ‘Religión’ y ‘Cuerpo, mente y alma’. Al pasar el cursor por cada una de estas portadas se abre una ventana emergente donde podremos observar una breve descripción del libro (año de su publicación, reseña, descripción, autor… ).

A la izquierda nos ofrecen la posibilidad de explorar a través de temáticas. Gran variedad en este sentido, desde informática hasta mascotas, pasando por Fotografía o Ciencias políticas, como digo, en esta primera página Google ofrece un conglomerado de aquello que cree que le puede resultar más sencillo en la búsqueda al usuario.

Una vez hayamos realizado la primera búsqueda los resultados girarán en torno a tres opciones:

  • Libros con derechos de autor ni vista previa: En este caso, únicamente podremos acceder a una portada, descripción del libro, autor, año, número de páginas, comentarios de los usuarios, libros relacionados y opciones de compra del libro en establecimientos.

  • Libros con derechos de autor con vista previa: Igual que el anterior, sólo que en este caso podremos acceder a una serie de páginas permitidas por el autor y la editorial, donde podremos realizar una visita a éste en un número de páginas marcadas.

  • Libros sin derechos de autor: En este caso disfrutamos de la obra completa. A lo sumado por las dos anteriores podremos leer el libro completo desde la herramienta de texto que nos ofrece Google o bien descargarlo a nuestro ordenador desde dos tipos de formato, PDF o EPUB.

Funcionalidades

¿Qué podemos hacer en Google Books? Las opciones que ofrece la compañía son variadas. Desde la búsqueda simple de un libro donde encontrar información sobre éste hasta una tienda donde comprarlo. Además de la búsqueda de información o descarga de libros, la herramienta nos permite el alquiler, una interacción que se consigue mostrándonos las librerías y bibliotecas más cercanas que encuentra.

Existen dos vías por las que el usuario puede llegar a un escrito:

  • Programa de afiliados: Esta es la sección en la que Google ofrece a los editores la posibilidad de entrar en el programa. Un acuerdo con autores y dueños de derechos para promocionar los libros desde Books y en donde hace especial hincapié en la posibilidad de «ceder» más o menos cantidad de información al público.

  • Proyecto para bibliotecas: Trabajando a la vez con varias de las bibliotecas más importantes, desde esta sección consiguen «rescatar» los escritos para su digitalización. Gracias a estos acuerdos se consigue obtener una gran base de libros descatalogados ofreciendo una biblioteca virtual en múltiples idiomas. Hasta ahora hay registradas más de 20 de las más grandes bibliotecas, incluida la Universidad Complutense de Madrid o la de Salamanca, en el proyecto.

Derechos de autor

Una de las grandes lacras que se ha encontrado Google desde el comienzo de este proyecto trata sobre la importancia de diferenciar entre los libros con derechos de autor y los que no. Por esa misma razón Google ofreció desde el comienzo un proceso para los editores, un lugar donde afiliarse al proyecto o no, dando la posibilidad de ofrecer a estos un número determinado de páginas al usuario como muestra.

Google ha tenido especial cuidado para no infringir los derechos de autor. Si un libro se encuentra en la biblioteca íntegro, significará que no tiene derecho de autor y por lo tanto es de dominio público. En cambio, los que sí tienen derecho únicamente mostrarán un fragmento o el lugar donde se puede comprar.

¿Cómo trabajan los editores con Google? Los propietarios de los derechos o los editores pueden siempre elegir entre entrar o no al sistema de digitalización. En este caso Google explica y mantiene abierta una base para todos aquellos que deseen incluir o no su libro. Muchos os preguntaréis qué saca Google de todos esto. Pues bien, su sistema de ingresos por publicidad online se mantiene activo, de manera que si el editor acepta, el usuario se encontrará con libros relacionados a modo de publicidad.

Conclusión

10/10

Aunque aún se mantienen muchas disputas, sobre todo en Europa, acerca del calado del proyecto y el choque con muchas de las escrituras que aglutina Google Books, la herramienta significa una de las grandes revoluciones que tenemos gracias a la innovación de la compañía. La base de datos crece cada día. En caso de duda sobre la autoría de los derechos de autor, Google se «guarda las espaldas» manteniendo únicamente fragmentos del mismo. En Europa, la gran mayoría de archivos se encuentran usando copias de Internet Archive.

Para que nos hagamos una idea, actualmente existen más de 10 millones de libros digitalizados, todo un universo de documentos que son historia y que, excluyendo la trabas, significa mantener intacto gran parte del patrimonio de la humanidad. Una única duda me deja este proyecto, y es la conveniencia de que una única compañía lleve a cabo el proyecto de digitalización universal de los libros. La Unión Europea a expresado varias veces su desconfianza y espera gastar más dinero en la propia digitalización de las obras libres de derechos en Europa. Europeana es el nombre con el que se trata de buscar una opción a Books, con la diferencia de que la herramienta europea no busca ninguna explotación comercial. Aún así, lo tienen difícil, ya que al usuario le resulta más sencillo buscar en la página más solicitada de la red, Google.