Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecerte la mejor experiencia y mostrar publicidad relacionada con tus preferencias de navegación.
Si sigues navegando consideramos que aceptas nuestra política de cookies.

El surrealismo decadente de Jim Kazanjian

Por el 3 de Diciembre de 2010, 14:30
El surrealismo decadente de Jim Kazanjian

¿Qué os sugiere la fotografía que ilustra el artículo? ¿No os recuerda a ninguna película de animación? Si la respuesta, después de la última pregunta-pista, sigue siendo negativa es que no habéis visto jamás El Castillo Ambulante o El Viaje de Chihiro, en definitiva, nada que lleve el fantástico sello de Hayao Miyazaki. Es posible que ahora alguno habrá recobrado la memoria porque es realmente innegable el parecido de la fotografía con cualquiera de las construcciones que pudimos ver en estas películas.

Y para despejar cualquier posible duda, surrealista y decadente es la fotografía de Jim Kazanjian y no el propio autor que por cierto es de Los Angeles. Es surrealista porque muestra escenas imposibles y es decadente porque la destrucción y el caos forman parte del mensaje visual pues nos encontramos con edificios y carreteras destruidos o aislados.

Para éstas intrigantes composiciones nuestro fotógrafo se sirve de fotografías de terceras personas que une tan magistralmente que uno llega hasta dudar de si existirán o no verdaderamente. El uso del blanco y negro es muy acertado, ayuda a crear esa atmósfera oscura y deprimente de la destrucción además de facilitar el trabajo de hacer concordar fotografías con distinta iluminación. Podemos decir, sin temor a equivocarnos que estamos ante otro de esos genios anónimos del Photoshop.

Ya he dicho que muchas de sus imágenes me recuerdan a las que salen de la mano de los dibujantes del Estudio Ghibli y observando otras también creeremos ver reminiscencias del trabajo de M. C. Escher pero lo que no podía esperar y por eso me lo he guardado hasta el final es que el propio Jim reconoce que la literatura del mítico H.P. Lovecraft es su fuente principal de inspiración. Me pregunto si se atreverá con el Necronomicón.

Via El Dado del Arte | Fotos: Jim Kazanjian

Más de: ADOBE PHOTOSHOP

Recomendados