dot-p2p

Varios sucesos acontecidos en los últimos siete días ponen de manifiesto la necesidad de una red neutra y un Internet libre: la condena a varios miembros de The Pirate Bay el viernes, el cerco a WikiLeaks o la votación del senado ayer sobre la neutralidad de la red. Con este caldo de cultivo, no extraña a nadie que algunos postulados comiencen a cuestionarse, como por ejemplo la gestión del servidor raíz de DNS. Aunque, actualmente, el servidor raíz está gestionado por el ICANN, este organismo ceder a las presiones de un gobierno; por tanto, se están poniendo en marcha algunas iniciativas para dotar a la red de un servicio de DNS alternativo e independiente de los gobiernos y el propio ICANN.

Y es aquí donde entra en escena un viejo conocido, Peter Sunde, el exportavoz de The Pirate Bay, que ha anunciado que apoya el desarrollo de un sistema de DNS alternativo e independiente del ICANN, si bien no está detrás del proyecto, aunque en alguna ocasión se haya afirmado que sí. Esta declaración de Peter Sunde no es casual, viene precisamente después de que el gobierno estadounidense haya ordenado a la ICANN que eliminase del DNS algunos sitios que tenían publicados enlaces a contenidos protegidos con derechos de autor.

El proyecto P2P-DNS pretende conseguir una red sin censura y totalmente independiente. La idea es huir del sistema centralizado actual y apostar por una arquitectura distribuida, basándose en BitTorrent y en la que se garantizará la seguridad mediantela firma de las transmisiones.

Según los impulsores del proyecto:

Si utilizamos la tecnología existente para la descentralización y tenemos un grupo de habilidosos programadores, comunicadores y especialistas de red, un sistema alternativo no está muy lejos. No vamos a reinventar la rueda, vamos a construir tanto como podamos con la tecnología existente

Parece ser que se está preparando el lanzamiento de un RFC (Request for Comments), así que, no es descabellado pensar que el proyecto no avanza a mal ritmo.

De todas formas, habría que tomarse esta iniciativa con cierta prudencia, ya que, aunque se desarrollase un sistema alternativo de DNS, esto no implica que se vaya a implantar, puesto que tendrán que evaluarse factores como el tiempo de implantación, la velocidad de respuesta o el rendimiento; si bien es verdad, que es un paso interesante para garantizar la libertad y la independencia de la red.

¿Habrá una alternativa al sistema actual de DNS?, ojalá que sí. ¿Qué opináis?

Vía: Network World