Si miramos al 2010 no todo han sido aciertos, las principales compañías de telefonía móvil han fallado en sus propios productos. Cuando me refiero a las principales compañías, me refiero a: Apple, Google, Microsoft y Nokia. A continuación podréis ver sus errores, junto a otros.

“Antennagate”

Cuando miramos los desastres del año no podemos obviar el mayor error jamás cometido por Apple: el “antennagate”. Tampoco voy a criminalizarla después de llevar todo el año haciéndolo, pero si hemos visto por primera vez como Steve Jobs salía al estrado para rectificar: para decir que no eran los mejores en todo.

Después de la presentación del iPhone 4, una de las cosas que recalcó Steve Jobs en su presentación fue la novedosa antena que recubría el borde para tener una mayor calidad de cobertura.

Tras las primeras pruebas se vio que esto no era así, ya que aquellos que, como yo, cogen el teléfono agarrándolo por los bordes veían como su cobertura se veía reducida hasta incluso perder la señal.

En estos casos el proceso siempre es similar: negación, afirmación, acusación y rectificación. Lo vemos a diario cada vez que alguien comete algún error. La verdad la situación vivida en aquellos días fue un poco patética. Os relato cada una de las fases:

  • Inicialmente Apple negó que los problemas fuesen masivos, hasta el punto de llegar a decir Steve Jobs que cogieras bien tu teléfono.

  • Tras ese episodio algunas asociaciones de zurdos se vieron afectados por dichas afirmaciones y comenzaron con una campaña de desprestigio a la compañía de la manzana que finalmente terminó aceptando que si que eran más numerosos como se había dicho inicialmente. Y ofreció los famosos “bumper” que aislaban la mano del terminal para no perder la dichosa señal.

  • El siguiente episodio fue el más patético de todo el caso, Apple creó una página donde literalmente se analizaba al resto de compañías diciendo: “No soy el único que tengo problemas, mirad al resto”, junto con la publicación de imágenes de las instalaciones de prueba de la empresa de la manzana. Patético.

  • La siguiente tanda de teléfonos fueron protegidos con un lacado que aislaba el teléfono de la mano para evitar las interrupciones de señal.

Sin lugar a dudas fue todo un “culebrón” patético para Apple, pero que no ha minado las ventas del iPhone 4 y de que sea considerado el mejor teléfono actual. Hace pocos días pudimos ver como Apple se está replanteando la ubicación de la antena.

Microsoft KIN

Si nombramos los errores de este año no podemos obviar el tira y afloja hecho por Microsoft a lo largo de todo este año. Primero presentó en febrero, en el Mobile World Congress de Barcelona, lo que de aquella se llamaba Windows Phone 7 Series, al poco tiempo decidieron eliminar la palabra “Series” de su nombre por la poca popularidad de este.

Al poco tiempo, presentaron sus flamantes KIN, los que todos esperábamos incluyeran Windows Phone 7. Pero no, se trataba de un proyecto realizado por la empresa, adquirida por Microsoft, Danger (si esa que cofundó el fundador de Android Inc., ¿paradójico verdad?).

Dichos teléfonos venían a cubrir la necesidad de un teléfono centrado en adolescentes (americanos) que hacen uso intensivo de los SMS. El problema fue la distribución, lo que Microsoft presentó como teléfonos de gama media-baja, fabricados por Sharp, Verizon lo vendió como teléfonos de alta gama con precios elevados tanto del terminal como de su tarifa plana.

Al poco tiempo, con muy pocos terminales vendidos, cancelaron su venta. E inesperadamente hace un mes Verizon los resucitó para volver a venderlos en las navidades, un “sin-sentido”.

Pero tenían algo bueno: KIN Studio. Que era la herramienta de PC para gestionar todo el contenido creado por el terminal. Una auténtica pasada. Pero si era una pasada… ¿Dónde estaba el gran fail? Pues el 1 de enero de 2011 tenemos la respuesta: KIN Studio deja de funcionar. Convirtiendo todos los terminales vendidos en un feo pisapapeles.

Google como vendedor de móviles

El 6 de enero de 2010 Google presentaba a todo el mundo su teléfono: el Nexus One, fabricado por HTC. Un maquinón que marcó tendencia en los terminales con Android.

Lo que sorprendió a todo el mundo de aquella era el modelo de distribución: tan solo lo vendía Google en su web, tanto libre como con acuerdos con operadoras. Además Google se dedicó a regalarlo en todos aquellos eventos de desarrollares y prensa que hacía, haciendo que todos los compradores potenciales tuvieran una forma gratuita de obtenerlo.

Inicialmente la venta comenzó, como ahora con el Nexus S, en Estados Unidos y Reino Unido. Y cuando llegó a España, ya se vendía en la web y eran las operadoras quienes lo vendían.

La estrategia de Nokia

Si nombramos los grandes fallos de este año, no podemos olvidarnos tampoco de la estrategia de Nokia que se ha llevado las cabezas de casi todos los ejecutivos de la compañía finlandesa.

Su gran as bajo la manga ha sido MeeGo, pero de él no hemos visto nada aún. Un N900 que se les pueden instalar MeeGo. Pero no tenemos una colección de teléfonos de Nokia que vistan este sistema operativo, Nokia sigue empeñado en Symbian: error, error y error. La gente compra Nokia sistemáticamente porque es lo que conoce y sus nichos actuales de venta son Finlandia y la India. Sin lugar a dudas en 2011 deberá cambiar su estrategia si no quiere que la tendencia hacia terminales de gama media y alta, vistiendo Android, iOS y Windows Phone 7.

Nokia no ha querido reaccionar, son tradicionales. En breve veremos los resultados, a ver que hace Nokia en este año que empieza y como amante del hardware realizado por esta compañía espero que tengamos terminales que merezcan la pena.

Las actualizaciones de Android

Es una pena, pero lo que podría ser una única noticia, cuando Google publica una nueva versión del sistema operativo, a lo largo del 2010 hemos estado hablando de las actualizaciones de Android. ¿Por qué? Pues muy fácil, porque los fabricantes se han negado a actualizar los terminales de Android. Alegando que el hardware está obsoleto o simplemente porque no quieren, como el caso de Motorola.

Mes tras mes, hemos estado hablando de las actualizaciones, que si éste se actualiza que si éste no. Vamos una vergüenza. Esperemos que para 2011, con Android 3.0 cambie la cosa, pero yo no tendría muchas esperanzas.

Ha sido un gran fail para todos aquellos usuarios que se han quedado retrasados en la versión de su terminal Android.