Aplicaciones Web Internet

El Senado aprueba la moción sobre la neutralidad en la red que pedía el PP: luces y sombras

Por 1/12/10 - 13:18

El Senado aprueba la moción sobre la neutralidad en la red que pedía el PP: luces y sombras

Sorpresa a última hora en la Cámara Alta, ya que el PSOE finalmente rectifica y apoya la neutralidad en la red bajo los términos que pedía el PP hace dos semanas. Tras el debate en la Cámara Alta y la aprobación unánime de la moción a favor de la neutralidad en la red se abre en España un nuevo horizonte, que al menos, y de momento, profundiza en un amplio debate que la sociedad española pedía y necesitaba. Hoy podemos decir que al menos existe intención. Un nuevo marco en la legislación que, si bien, habrá que debatir y dejará muchas sombras por el camino, da un paso de gigante hacia una intención, una red igualitaria sin priorización de ningún tipo y donde los internautas pueden sentir que detrás de ellos se encuentra la legislación para salvaguardarlos.

En las últimas dos semanas, tras el rechazo del Senado a la moción presentada por el PP, hemos sido testigos a través de la red de una revolución donde muchos tomaban partido y criticaban la actitud de la comunidad política ante los principios que puedan garantizar la neutralidad. No sabemos si por miedo, desconfianza o por desconocimiento, se presentaba un futuro negro por quienes debieran presentar soluciones, el Gobierno.

A partir de ese momento, los manifiestos y el ciberactivismo ha explotado en la red, surgiendo todo tipo de plataformas e idearios para levantar la voz contra la indefensión a la que la nuestra red (y nosotros) nos podemos ver abocados. Pues bien, después de todo, y tras la moción aprobada nos permite pensar en un futuro algo más ecuánime. Estas son las bases en las que sustenta el texto aprobado:

Moción Aprobada

Este es el texto aprobado donde el Senado instaba al Gobierno a:

Modificar de forma urgente, en todo aquello que sea necesario y teniendo en cuenta el marco de la normativa europea sobre comunicaciones electrónicas, la normativa española en dicha materia, a fin de garantizar el cumplimiento por parte de los proveedores de telecomunicaciones que operan en España de los principios de neutralidad. Asegurar que los paquetes de datos que circulan por sus redes reciban siempre el mismo tratamiento, sin prioridad ni jerarquía, independientemente de su contenido, origen, destino o protocolo, y sin que se filtre el tráfico de forma alguna, para privilegiar, limitar o impedir el acceso a determinadas páginas o servicios.

Y ahora qué

Tras este primer avance, no hay nada definido ni concreto. El significado del texto aprobado tiene ahora mismo un valor significativo, nada más. La modificación de la Ley de Telecomunicaciones es un paso muy grande y no se tomará en breve. A partir de ahora tocará debatir sobre cada uno de los epígrafes y escollos que surjan en los planteamientos (y serán muchos), pero no hay duda que el principio de declaración es una base sólida teniendo en cuenta que no existía regulación alguna.

En España no podemos dejar de lado nuestro futuro y el valor incalculable de cualquier proyecto joven con calidad. Eduardo Arcos nos comentaba hoy en una entrada el peligro de una red sin neutralidad, haciendo hincapié, no sólo en el tratamiento igualitario de los contenidos en la red, sino en la libre competencia para quienes comienzan un proyecto, un respaldo para las empresas con menor calado sobre las establecidas.

El principal escollo que se va a encontrar a partir de ahora la moción tendrá que ver con las trabas que lance el Gobierno, seguramente amparado en la regulación europea. El PSOE al igual que hiciera con la enmienda lanzada tras la iniciativa del PP ahora aprobada, puntualizó que las modificaciones debían encontrarse en el marco de la normativa europea sobre comunicaciones electrónicas. Es decir, que podría acabar en nada. Si el Gobierno quiere encauzar el problema como un simple problema de conexiones será erróneo, ya que la neutralidad habla de igualdad, de libre competencia, y es en ese punto donde no parece saber (o querer) promover el debate.

Como he repetido durante toda la entrada, se trata de una noticia esperanzadora, pero nada más. No hay Ley ni hay confianza ciega en que esto siga adelante. La red deberá continuar movilizándose hasta que exista una legislación que marque la frontera y las reglas para todos. Aún así, y con todo, es un avance.

Puedes comentar sobre este y otros temas en nuestra comunidad

comentar

Usamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia. Si sigues navegando estás aceptando nuestra política de cookies