Según se puede leer hoy en The Chromium Blog, la última versión de desarrollo del navegador de Google ya dispone de la posibilidad de usar Flash dentro de una sandbox.

Con esto Google encierra a Flash en un entorno virtualizado y completamente aislado impidiendo así la ejecución de posible código malicioso que pudiera afectar a la seguridad del sistema y dejando fuera de peligro la integridad de nuestros ordenadores.

Y la cosa no queda ahí, según leo en Download Squad el aislamiento no se limita al plugin del propio Chrome sino que también se hace con la versión de la propia Adobe, por lo que no importa la versión que tengamos instalada y no tendremos que preocuparnos por la seguridad.

Si queremos evitar que la ejecución se produzca en una sandbox podemos utilizar –disable-flash-sandbox como parámetros del ejecutable, aunque si no somos desarrolladores no se me ocurre muy bien por qué.

La mala noticia es que de momento esta sólo disponible para la versión Windows, y que las versiones beta y estable tendrán que esperar ya que como hemos dicho de momento sólo se incluye en la versión de desarrollo.