Para finalizar el año, que mejor forma que una (más) de derechos y copyright en Internet. De sobras es conocido por todos el uso, copia y «agenciado» de muchas fotos que se cuelgan en Twitter y la herramienta de publicación TwitPic. A través de TwitPic, los usuarios que cuelgan fotos ven como esa foto puede haber sido reproducida por otros contactos y más tarde por terceros y la rueda va en aumento… pues bien, la Corte federal de Estados Unidos acaba de salir con una sentencia que indica claramente el rechazo a la afirmación de que las fotos en Twitter son libres para su toma. ¿Por qué? Veamos el caso.

Al parecer, la polémica surgió a raíz de la agencia France Press (AFP). Ésta sostuvo hace unos meses que los operadores de Twitter le concedieron el libre acceso a las fotos que se comparten en la red de microblogging. A partir de aquí comenzó el lío.

Daniel Morel, fotógrafo que documentó las secuelas del terremoto en Haití, llevó a cabo una demanda de derechos de autor sobre un usuario de la red social. El fotógrafo colgó las fotos en TwitPic y se publicaron en Twitter como exclusivas de la catástrofe. Una vez que las colgó, Lisandro Suero, un hombre de la República Dominicana, se las «agenció» y las colgó en su TwitPic y su cuenta de Twitter diciendo que él tenía los derechos de tales fotos.

Ocurrió que varias agencias, informando sobre el desastre, utilizaron las fotografías de Suero, acreditando en ellas la autoría de Suero y no de Morel. A Morel nunca se le pagó y la demanda llegó enseguida. AFP alegó que no tenía por qué pagar ya que tenían derechos de reutilización de las fotos por parte de Twitter y sus Términos de Uso. Sus abogados alegaron que este tipo de usos se pone de manifiesto diariamente entre Twitter y blogs y medios, copiando, citando y publicando por terceros.

Y aquí llega la Corte de Distrito de Estados Unidos, quién afirma y pone por primera vez una aclaración a los usos que se hacían hasta ahora de las fotos en Twitter. El Juez William Pauley aclara:

La disposición de que Twitter alienta y permite la reutilización de contenidos en el sentido más amplio posible, claramente no confiere un derecho sobre otros usuarios para reutilizar o publicar aquellos que tengan derechos de autor

Quizá se trate de una buena noticia para los fotógrafos profesionales, aunque en este caso se deba al mal uso de un usuario en primer lugar (Suero) acreditándose la autoría de las fotos de un fotógrafo y luego de la agencia, utilizando las fotografías sin confirmar la fuente.