twitrratr

Ya hemos comentado lo importante que es para las empresas y los responsables de comunicación monitorizar lo que se dice en las redes sociales en general y, particularizando con alguna, en Twitter. Aunque obtener estadísticas y conocer lo que se dice pueden ser dos formas de abarcar este tipo de monitorización, a veces nos interesa evaluar de manera algo más cualitativa, es decir, conocer el grado de satisfacción de nuestros usaurios y lo que piensan sobre nuestros productos o nuestra marca.

La idea es simple, ya que podemos monitorizar lo que se dice, podemos intentar dar un paso más analizando el contenido del mensaje y valorar si el mensaje es positivo, negativo o neutro con nuestra marca o producto. ¿Monitorizar emociones y sentimientos? ¿en serio?, la verdad es que puede sonar un poco raro, de hecho, dudo un poco de los resultados obtenidos porque no es una tarea simple y depende de muchos factores. No obstante, existen algunas aplicaciones que se aventuran a medir los sentimientos asociados a los tweets (basándose en la inteligencia artificial), al fin y al cabo, detrás de un tweet, normalmente, hay una persona, por lo que todos los mensajes llevan implícito un sentimiento.

No es que sean herramientas críticas a la hora de tomar decisiones o enfocar nuestra estrategia de presencia en redes sociales, pero sí que pueden ser un complemento interesante al espectro de herramientas que hemos estado analizando últimamente. Por cierto, dado que este tipo de herramientas se basa en estimaciones y en un análisis del texto del mensaje, está claro que están sujetas a error; de hecho, los hay que se atreven a fijar la cota de error, situándolas en torno al 35%.

Pues comencemos:

  • Chatterscope es una herramienta gratuita que registra las menciones de una marca en Twitter, califica el sentimiento de cada tweet (positivos, negativos o neutros) y presenta unas estadísticas con el resumen de las menciones. Además, permite programar alertas que podremos recibir cada hora, cada día o cada semana y sacar una foto de lo que se está diciendo a tiempo real. Para empezar a monitorizar, tendremos que registrarnos y dejar funcionar la herramienta unos cinco días para obtener un conjunto de datos interesante para poder realizar una primera evaluación. Un detalle que me ha gustado mucho es la posibilidad de añadir palabras clave al análisis, palabras que serán utilizadas para evaluar los tweets.

Chatterscope

  • Twitter Sentiment no necesita registro, se presenta como un buscador en el que introducir el término (marca, producto, etc) del que queremos evaluar los sentimientos de los tweets. Tras la búsqueda, obtendremos una representación gráfica de la evolución temporal de los tweets positivos y negativos, un interesante análisis de la tendencia y la popularidad; además de un listado de los últimos tweets generados. Las búsquedas realizadas pueden ser almacenadas a través de nuestra cuenta de Gmail.

  • Tweetfeel es una herramienta muy simple, tras introducir el término de búsqueda, iremos viendo un contador con los tweets con connotaciones positivas, los tweets negativos y un panel en el que irán apareciendo los tweets a tiempo real. Ideal para realizar un análisis rápido o, por ejemplo, para evaluar opiniones en un backchannel.

  • Twitrrart es otra herramienta con la que podremos pulsar la opinión que se vierte en Twitter sobre un asunto concreto, tanto en términos positivos como negativos. La herramienta tiene programadas una serie de palabras clave que utilizar para asignar el «valor sentimental» del tweet. La interfaz me ha gustado mucho, puesto que nos agrupa los tweets en tres columnas, en base al valor asignado, por lo que se puede ver de un vistazo la «confrontación» de las opiniones.

  • Con Twendz también podremos evaluar a tiempo real qué se dice en Twitter sobre un asunto determinado y clasificar los tweets en base al sentimiento implícito en el mensaje. La particularidad de esta herramienta está en su interfaz, ya que en la zona izquierda de la pantalla aparece un pequeño cuadro de mando en el que visualizar un resumen de los datos capturados (tweets positivos, negativos o neutros) y la nube de hashtags que más aparecen en los tweets monitorizados.

Aunque no sea una ciencia exacta esto de analizar sentimientos en los tweets, puede ser un complemento interesante para los informes que preparemos sobre la presencia en las redes sociales de nuestras marcas o empresas. De todas formas, este tipo de herramientas no sustituirá jamás a un responsable de comunicación, pero puede echarle una mano en su tarea. ¿Conocéis alguna herramienta más que añadir a la lista?