Por estos días se está hablando mucho sobre HTML5, el próximo estándar para crear páginas web, que promete terminar con varios plugins que utilizamos en la actualidad. Grandes actores de Internet ya empezaron a redefinir sus estrategias, como Microsoft dejando a Silverlight en un segundo plano, o Adobe ofreciendo herramientas para migrar de Flash al nuevo lenguaje.

Pero también existen otras compañías que toman posiciones en esta nueva era. Una de ellas es Sencha, especialista en frameworks para JavaScript, que comenzó a experimentar con las ventajas de CSS3 (el compañero de HTML5) a la hora de crear animaciones que no necesitan complementos para reproducirse. Y así, surgió Sencha Animator.

Este programa, por ahora está en developer preview, parte de la idea que CSS3 tiene más utilidades que la mera aplicación de estilos en nuestras páginas (como ya lo vimos con las panorámicas en 360º). Se trata de un simple editor, que utiliza conceptos muy parecidos a los de Flash (¿por qué será?) para generar nuestra animación y aplicarle efectos.

Como resultado obtenemos un fichero HTML, con una cantidad importante de líneas, así como las imágenes insertadas. Por ahora, sólo carga correctamente en las aplicaciones de escritorio que usen webkit, como Chrome o Safari. En el caso de los móviles, es compatible con BlackBerry Torch, iPad, iPhone y el iPod Touch. ¿Qué pasa si lo abrimos desde otro browser? Salen elementos en cualquier lado.

Para que conozcamos sus utilidades, la empresa reunió algunos ejemplos. También destacó, con mucha documentación, la posibilidad de crear anuncios, porque ofrece una versión de pago pensada para eso. Pero de todas maneras, podemos descargar su versión gratuita para Linux, Mac y Windows, previo registro en su foro.

Tras experimentar un poco y ver los resultados en Chrome, me quedó la sensación de que todavía falta para poder aprovechar al máximo estas funcionalidades avanzadas. ¿Por qué? Debido a que el programa necesita ser pulido y a la adopción dispar de HTML5 y CSS3. Quizás, cuando se conviertan en estándares, estas animaciones serán algo cotidiano.

Vïa: Barrapunto