Ya es viernes y muchos nos preparamos a disfrutar del fin de semana que aunque promete estar un poco frío estos días nunca deja de ser perfecto para una salida fotográfica, y como lo prometido es deuda, hoy les traigo tres métodos sencillos para conseguir el efecto de proceso cruzado del que estuvimos hablando a comienzo de semana. Para lograr este efecto en nuestras fotografías, nos apoyaremos en Adobe Lightroom y Adobe Photoshop, aunque en otros programas de edición es básicamente el mismo principio.

Hay diversas maneras de alcanzar el efecto de proceso cruzado en fotografía digital, pero en esta oportunidad he querido resumirlo en tres métodos distintos, para que cada quien aplique el que más le guste. Veamos:

Primer método: Usando Lightroom y sus ajustes predeterminados para proceso cruzado:

  • Abrimos nuestra fotografía en Lightroom, vemos que la misma no tiene ningún tipo de procesado, es el archivo original en Raw, tal cómo salio de la cámara:

  • Seleccionamos la opción “Revelar” y nos aparece una columna en la parte izquierda de la ventana donde encontramos algunos ajustes predeterminados o presets de Lightroom:

  • Para proceso cruzado el primer preset que podemos emplear es el de “Creación en color – Proceso cruzado color 1”, al hacer clic en este obtenemos el siguiente resultado:

  • Podemos seleccionar el preset “Creación en color – Proceso cruzado color 2” y obtenemos un resultado un tanto diferente:

  • El tercer preset que nos ofrece Lightroom es “Creación en color – Proceso cruzado color 3” y la fotografía queda tal como la vemos:

Segundo método: Usando Photoshop y ajuste automático para proceso cruzado:

  • Abrimos nuestra fotografía en Photoshop, original sin aplicar ningún tipo de edición, con los valores predeterminados que nos ofrece Camera Raw (en este caso, ya que estoy usando un archivo Raw):

  • Luego, creamos una nueva capa de “Curvas”:

  • La capa de “Curvas” despliega una ventana de ajuste de curvas:

  • En la casilla de Curvas, cambiamos la opcion de “Por defecto” a “Proceso cruzado”:

  • Con lo que nos resulta la imagen siguiente:

Aunque no quiero infravalorar la capacidad de los ajustes predeterminados tanto en Lightroom como en Photoshop, quizás los resultados que observamos antes no son enteramente de nuestro agrado y por eso siempre es útil saber cómo se hacen las cosas desde cero.

Tercer método: Usando Photoshop, proceso manual:

He reservado el mejor para el final, y aunque quizás resulte muy cómodo aplicar ajustes automáticos para obtener el efecto de proceso cruzado, no hay nada mejor que controlar todo el proceso a nuestro gusto y dejando siempre nuestro sello personal en nuestros trabajos.

  • Partiendo del punto donde ya hemos creado una capa nueva de “Curvas”, seleccionamos el menú desplegable de canales, con cuatro opciones elegibles:

  • Seleccionamos la opción de “Rojo”, con lo que nos aparece una linea de color rojo y un pequeño diagrama:

A partir de este punto todo lo que hagamos será decisión nuestra.

  • La línea de color rojo la modificamos manualmente, tratando de hacer que su forma asemeje una “S”:

  • Veamos como va variando la apariencia de nuestra fotografía:

  • Luego, seleccionamos el canal “Verde”, y del mismo modo, modificando la línea de color verde, hacemos que su forma se asemeje a una “S” (un poco más suave que en el caso anterior):

  • El resultado es el siguiente:

  • Seleccionamos el canal “Azul”, y en esta oportunidad, solo desplazamos un poco los extremos de la línea de color azul:

  • La fotografía nos queda de esta manera:

  • Luego, si aun no obtenemos un resultado a nuestro gusto, podemos modificar un poco el canal “RGB”, tal como lo vemos:

  • Y el resultado es:

Finalmente podemos ver la diferencia entre la fotografía original sin edición y la fotografía con el efecto de proceso cruzado:

  • Original:

  • Con proceso cruzado:

Queda por decir, que cada quien puede variar los ajustes de modo que obtengan un resultado acorde a sus preferencias, algunos les gusta un poco más iluminado y más verdoso, y otros prefieren un resultado más oscuro y quizás más azulado. Todo es cuestión de gustos. Adicionalmente, es posible ajustar un poco el contraste y si lo desean aplicar una viñeta (tal como lo hice yo) en su imagen final.

Ahora los invito a experimentar con este efecto y a compartir sus resultados con nosotros. !Feliz fin de semana!