El pasado mayo, durante la I/O de Google que en Bitelia seguimos al detalle, fue presentado el nuevo formato de vídeo para la red que Google pretende imponer, se llama WebM y se basa en el códec VP8. En particular, parece existir una clara intencionalidad por enterrar el formato H.264, mucho más privativo, defendido por Apple, Microsoft y otros.

La noticia de hoy tiene que ver con sensibles mejoras introducidas en este nuevo formato. Ya os dijimos que por mucho que Google quisiese “vendernos la moto”, no era un desarrollo tan bueno como parecía, en especial por su lentitud y vulnerabilidad. Pero la empresa del buscador no se caracteriza por desanimarse, pues pretende que WebM sea el estándar para HTML5.

Es por eso que han realizado la mayor actualización de libvpx, el SDK para el codec VP8 desde mayo, aportando mucha más velocidad al software. De este modo se ha mejorado en un 30% aproximadamente la decodificación (podéis observarlo en la imagen) y en un 7% la codificación. Todas estas mejoras se deben a un mejor uso de los núcleos de procesamiento y de la memoria, así como la utilización de las instrucciones SSE3.

Para terminar con el lavado de cara, también se ha mejorado la calidad del visionado, permitiendo la eliminación del ruido debido a la compresión. Por todo ello se trata de un movimiento de especial relevancia en esta guerra de formatos desatada por Google que pretenden mejorar la eficacia y rendimiento del uso de la red a través de nuestros dispositivos.

Vía: Cnet