Era una promesa y esta mañana en España nos hemos levantado con la sorpresa de que ya estaba disponible la actualización para Android Froyo (2.2) del Samsung Galaxy S. La actualización esta disponible para todos los terminales libres sin importar la operadora libres, una actualización que añade novedades y estabilidad al terminal, eso si, en un momento en que está a punto de presentarse Android Gingerbread (doh!).

Para actualizar tu Samsung Galaxy S solo tienes que conectarlo a un PC con Windows, tener instalado Samsung Kies que puedes descargar desde Samsung Apps y conectarlo mediante un cable USB.

Ahora bien, a algunas personas les puede pasar que por mucho que lo conecten no les salga ninguna actualización, aun teniendo la versión 2.1 anterior y bien actualizada por alguna razón no les aparece la actualización a Froyo. Que no cunda la paranoia, hay una solución simple.

Que incluye Froyo para Galaxy S

  • Compilador Just-In-Time que mejora la velocidad de las aplicaciones
  • Adobe Flash 10.1
  • Mejora en la velocidad general
  • Actualización automática de aplicaciones en Android Market
  • Mejoras en el teclado
  • Se añade GPS y autorotación a los botones de la barra de notificaciones
  • Zoom en el escritorio usando el gesto de pellizco
  • Nuevos iconos en Ajustes
  • Correción de bugs en el GPS
  • Nuevos colores del theme
  • Media Hub
  • Grabación de vídeo en formato MP4 (no en 3GP)
  • Widget para buscar en Google en la pantalla principal
  • Nueva aplicación de Gmail
  • Mejoras en el soporte Exchange

Como forzar la actualziación a Froyo

Sea por la razón que sea, algunos Galaxy S al conectarlo a Kies no indentifica el terminal como actualizable, el mensaje que pone es algo así como «Esta versión no se puede actualizar» que en realidad es un error de traducción de la aplicación original en Coreano, lo que debería poner es que no existen actualizaciones para esta versión.

La clave es usar una aplicación llamada Kies Registry Patcher 1.6 (vía @ElAndroideLibre) que está en XDA Developers. Esta aplicación «engaña» a Kies para hacer creer que tienes la versión correcta que necesitas para actualizarlo. Si tienes problemas para actualizarlo tan solo sigue estos pasos, copia de seguridad de todos tus archivos mediante, por supuesto.

  1. Abre Kies y conecta mediante USB tu terminal
  2. Cuando se detecte en Kies abre Kies Registry Patcher
  3. En esta aplicación en la sección «Spoof Product Code as…» selecciona XEU
  4. Pulsa sobre Write Registry
  5. Vuelve a Kies y pulsa el botón de actualizaciones

Si todo está bien tiene que salirte una pantalla ta en la que te muestre que hay una actualización del Firmware:

¡Bingo! Con esto ya se debería de empezar a descargar la nueva versión de Android y pasados unos minutos se debería de empezar a subir a tu terminal. Terminada la actualización ya es solo restaurar tus cuentas de Google, correo, redes sociales, etc… La tarjeta microSD donde guardas fotos y vídeos no se ve afectada.

Vía: @MoKoChino