Hoy me apetece divagar un poco sobre el rumbo que está tomando el negocio de la fotografía. Yo comencé a aficionarme a este mundillo hace años cuando comprábamos carretes de película en vez de las cómodas tarjetas de memoria. Mi vieja réflex era modesta pero satisfacía todas y cada una de mis necesidades, incluso la lente del pack era un 50 mm muy luminoso, nada que ver con los pisapapeles de hoy en día.

Tengo una Olympus E-520 con la que estoy igualmente satisfecho, seguramente cuando disfrutaba con mi vieja réflex esta Olympus hubiese costado millones y sin embargo a veces pienso que se me queda corta, que no tiene suficientes puntos de autofocus cuando antes enfocaba manualmente al centro, dejándome el ojo intentado convencerme de que las dos mitades de mi línea de referencia estaban bien unidas.

Ahora me preocupo del ISO porque a más de 800 el ruido me molesta, antes ni siquiera sabía que era eso del ISO, no importaba, las fotografías en papel, pequeñas, se veían estupendamente bien. La ráfaga de mi cámara es de 3.5 fps, ahora están anunciando cámaras para aficionados, ni siquiera profesionales, que fácilmente llegan a 6 fps. Nunca necesité la ráfaga y ahora que la habré usado dos o tres veces, ahora, me parece un punto a tener muy en cuenta cuando miro cámaras para actualizar mi equipo.

¿Y la pantalla abatible? No tiene pero CARTIER-BRESSON tampoco la tuvo y ahí está, uno de los más grandes fotógrafos de la historia. Al final van a tener razón aquellos que dicen que es la persona y no la máquina la que consigue buenas fotografías. Un día leí en algún sitio que cada vez que alguien pensara que su cámara se había quedado obsoleta y necesitaba una nueva debía hacerse la siguiente pregunta : ¿Qué fotografía podría hacer con una cámara nueva que no pueda hacer ahora con la que tengo? Si os hacéis esta pregunta posiblemente la respuesta sea que ninguna.

Todo esto viene por el dichoso video en las cámaras réflex. Señores directivos de Canon, Nikon, Sony, Olympus…..si quisiese grabar videos compraría una cámara de video y no una de fotografía por la misma razón que si quiero tomarme un batido no preparo café. ¿Por qué he de pagar por algo que ni necesito ni quiero? ¿Para cuándo un servicio de compra por componentes? Sí, entrar en una tienda online y elegir lo que quieres en tu cámara, el cuerpo, el tamaño del sensor, si quieres o no estabilizador en el cuerpo, grabación de video o GPS incluido…mientras tanto seguiremos siendo cómplices de la absurda guerra del megapixel.

¿Qué opináis al respecto?

Fotografia: Gustavo (lu7frb)