Nokia siempre tiene una idea recurrente cuando la preguntas sobre su bajada de mercado en el mundo de los smartphones y es que ellos no se pueden centrar en crear un único gran terminal, tiene que enfocarse en muchos terminales de todas las gamas porque eso es lo que hace Nokia y eso es lo que parece es lo único que saben hacer (y llevan años haciéndolo bien, hasta hace poco). La diversidad de terminales de Nokia creo que es un problema, pero siempre te responden que ellos le dan muchísima importancia a la gama baja de móviles porque están presentes en países cuya economía es baja y estos móviles se venden por millones.

India es un bastión para Nokia, sus móviles de gama baja son vendidos por millones, normal en un país con tantas personas y con una clara tendencia al alza en uso de voz y mensajes. Se necesita móviles simples y baratos para sus bolsillos y Nokia está haciendo buena caja ahí. Pero parece que las cifras de ventas no están bien ni en este tipo de mercados.

Sí, Nokia seguirá vendiendo millones de móviles, pero según IDC el mercado de móviles de Nokia en India acaba de caer un 20%.

Nokia se puede permitir perder la batalla por los smartphones, bueno, en realidad ya la han perdido desde que Android tiene tanto protagonismo, siguen fuertes en móviles multimedia, pero si hay algo que evidencie una caída de Nokia es que pierdan mercado en algo tan importante como los móviles de gama baja en países como India. También hay que entender que ahora hay marcas que también apuntan a estos países, por ejemplo la China Huawei quien está lanzando bastantes smartphones muy baratos con Android por todo el mundo, incluso tenemos en Europa ejemplos como el Huawei Ivy.

Vía: Gizmodo
Foto (CC) Rahul God