En la noche de ayer un ataque organizado por el grupo Anonymous logró con éxito dar de baja el sitio web de la SGAE (Sociedad General de Autores y Editores) así como también el sitio web del Ministerio de Cultura de España. Lo interesante del hecho es que se trata de un nuevo ejemplo de un concepto que muchos quizás ya escucharon: ciberactivismo.

Sin ir más lejos, hace unas semanas desde el mismo foro 4chan se organizó un ataque a organizaciones anti-piratería (que afectó especialmente a RIAA), muy similar al de esta ocasión. Incluso en nuestro propio post anunciando el incidente pueden verse comentarios del tipo “Ojala hicieran mas ataques contra mas entidades de esas, como nuestra amiga SGAE” o “Cómo se puede participar??? yo me apunto a uno a la sgae“. Bueno, parece que les hicieron caso.

En esta ocasión el ataque funcionó de manera muy similar: el grupo organizador anuncia la iniciativa, que se trataba de realizar un ataque de denegación de servicio distribuido al sitio web de la SGAE. Para participar, sólo era necesario descargar una aplicación y ponerla en ejecución, a la hora indicada por los organizadores. Aunque el ataque fue planeado para ayer a la media noche, desde varias horas antes ya los sitios comenzaron a tener problemas, y al momento de escribir este post los siguen teniendo. Otro componente interesante del ciberactivismo, los propios participantes hicieron lo que quisieron, más allá de lo indicado por la organización.

Lo interesante del ciberactivismo es que reabre el mismo debate moral que otro tipo de protestas: ¿está bien cortar una calle en reclamo por ciertos derechos? ¿está bien hacer una huelga en reclamo por ciertos derechos? En este caso, la pregunta es la misma: ¿está bien hacer un ataque de denegación de servicio reclamando por ciertos derechos? Obviamente no hay una respuesta correcta, y dependerá de la posición de cada uno y su visión de la moral, la ética y otros tantos temas complejos. Entonces, ¿qué opinan? ¿Se sumarían a un ataque de este tipo? ¿O les parece que está mal? Escucho sus opiniones…