Después de todo lo que hemos hablado sobre él, creo que no hace falta presentar al Galaxy Tab. Pues bien, la compañía japonesa KDDI ha pedido ayuda a Samsung para crear su propio Galaxy Tab y bautizarlo como SMT-i9100.

Las principales diferencias con las que nos encontramos, además del aspecto externo, es que este modelo vendrá sin conectividad 3G y tan solo incluirá la cámara trasera, dejando olvidada la frontal para videoconferencias.

Además, los botones han sido rotados 90 grados lo que nos indica que la posición por defecto del dispositivo será horizontal y no vertical como sucedería en el Galaxy Tab.

Se espera poner a la venta en Febrero y en cuanto al precio no se sabe nada, pero como solo estará disponible en Japón parece que se quedará como una mera anécdota para todos nosotros. Eso sí, si querías el tablet de Samsung sin 3G no pierdas a este de vista porque puede ser tu salvación.