Tras el último rediseño de Twitter, que aún se está implementando gradualmente entre los usuarios, ahora llega un cambio importante en la estructura de la compañía. Evan Williams, uno de sus fundadores, anunció que deja el puesto de CEO para enfocarse en diseñar nuevas características para el servicio.

La decisión, según explicó, surgió mientras construían la nueva interfaz:

El éxito, para nosotros, significa alcanzar nuestro potencial como una compañía rentable que puede mantener su cultura y su foco en los usuarios, a la vez que hace un impacto positivo en el mundo. Esto me llevó a darme cuenta de algo cuando lanzamos el nuevo Twitter. Construir cosas en mi pasión, y nunca estuve más entusiasmado u optimista sobre lo que hemos construido. Es por esto que decidí pedirle a nuestro COO, Dick Costolo, que se convierta en el CEO de Twitter. A partir de hoy, yo me voy a concentrar por completo en la estrategia de producto.

Este paso al costado cobra aún más sentido, si tenemos en cuenta que Williams impulsó proyectos sumamente exitosos como Blogger y otros de menor envergadura, como Odeo. Además, según aclaró él mismo, la red de microblogging creció bastante desde que tomó el cargo hace dos años. Y en ese transcurso, surgieron nuevos desafíos.

Por ejemplo, a medida que fue avanzando la plataforma, se convirtió en una costumbre hablar sobre posibles formas de monetización, como las cuentas promocionadas presentadas ayer. Justamente, Costolo fue quien colaboró con el diseño de estas estrategias, con lo cual su nuevo puesto es prácticamente una evolución natural.

Sin dudas, es un paso lógico para Twitter. Mientras que mantiene su filosofía original y el sitio recibe un aspecto más profesional, también refuerza la búsqueda de ingresos, importantes para sostener su éxito en el tiempo. Habrá que ver qué ocurrirá en el futuro pero, mientras tanto, en la compañía hay mucho entusiasmo por lo que vendrá.

Vïa: ALT1040 | Foto: Marketing Shift