Las empresas y el software libre

No hace mucho tiempo tuvimos que redactar un documento detallando el estado de las infraestructuras y sistemas de la empresa, algo así como una fotografía de las aplicaciones, sistemas, servidores y demás infraestructuras. La verdad es que, al terminarlo, me sentía bastante orgulloso del trabajo que habíamos estado haciendo, salvo dos aplicaciones, todo se sustentaba sobre software libre y sistemas abiertos, lo que me permitía sacar dos conclusiones; por un lado, habíamos sido capaces de implementar unos sistemas que dieran soporte a una organización sin tener que subcontratar nada (satisfacción personal), pero por otro, al hacerlo en software libre, se había conseguido ahorrar un capital interesante en licencias de sistemas o aplicaciones propietarias. ¿Es posible sustentar los sistemas de una empresa en software libre? ¿Es el software libre una realidad sostenible?

A la primera pregunta, la respuesta es un rotundo sí, claro que es posible sustentar los sistemas de una empresa sobre software de fuentes abiertas. Existen muchos proyectos de aplicaciones en software libre orientado a las pequeñas y medianas empresas, incluso distribuciones de sistemas operativos Linux que incluyen toda una gama de aplicaciones orientadas a un público empresarial o corporativo. Aplicaciones de uso empresarial como CRMs o ERPs tienen sus versiones en software libre, al igual que herramientas para cuadros de mando o gestores documentales. A la segunda pregunta, el software libre es algo real y sostenible. Existe todo un mercado alrededor del software libre, empresas que ofrecen soporte, comunidades de desarrollo y, lo más importante, casos de éxito en grandes empresas y administraciones públicas, estas implantaciones son la bandera que muestra que el software libre es algo real.

Hoy en día, gracias a las aplicaciones libres, es posible ahorrar costes y sustentar toda una familia de sistemas de información, que tradicionalmente se implementaban bajo licencias de software propietario, sobre arquitecturas abiertas, que no sólo suponen un ahorro en costes relativos a licencias, si no que también te independizan del fabricante y abre la puerta a un mercado de empresas mucho más amplio de las que obtener soporte. Hospitales, administraciones públicas, grandes empresas de todos los sectores (banca, industria petrolera, grandes superficies, etc) han adoptado sistemas basados en software libre, por lo que se demuestra que esa vieja creencia que dice que el software libre es algo propenso a fallos y que no tiene soporte, es algo totalmente falso.

¿Alguien no me cree?, pues realmente podríamos realizar un plan de sistemas en software libre uniendo algunas piezas, como si de un puzzle se tratara:

En definitiva, algo real y sostenible. ¿Usáis software libre en vuestras empresas? ¿cuál es vuestro grado de implantación?

Puedes comentar sobre este y otros temas en nuestra comunidad

comentar

Usamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia. Si sigues navegando estás aceptando nuestra política de cookies