Ya lo hicimos hace unos meses, y analizamos el Samsung Galaxy S desde el prisma de una página especializada en Apple y comparándolo con el iPhone. Y en esta ocasión, podemos hablar del otro gran dispositivo que muchos esperan y que será el primer gran competidor del iPad: el Samsung Galaxy Tab. Appleweblog ha tenido acceso a probar en profundidad el nuevo tablet de Samsung y os vamos a contar qué tal las impresiones.

De nuestro paso por SIMO Network es de lo poco que hemos sacado en claro: el Galaxy Tab. Una feria que en su día fue un evento de referencia a nivel mundial, y que hoy día se ha visto relegada a un sólo pabellón de la Feria de Muestras de Madrid, con la presencia de pocos grandes expositores y muchas pequeñas o medianas empresas intentando sacar mercado, en un país donde este se mueve cada vez menos. Pero gracias al stand de Vodafone hemos tenido la oportunidad de probar el tablet de Samsung insitu, con paciencia y tranquilidad. Estas han sido nuestras impresiones.

Tableta Galáctica en mano

Nada más verla expuesta mi primera impresión es que es pequeña. Igual que cuando vi por primera vez el iPad me pareció más chico de lo que imaginaba, en esta ocasión la impresión ha sido la misma, pero casi 3″ menos. Para que os hagais una idea de su tamaño, es más o menos como un Amazon Kindle de 2ª generación, si convertimos todo el Kindle en la pantalla. Para mi gusto, y lo he dicho en alguna ocasión con respecto a los tablets de 7″, demasiado pequeño, y costará leer revistas o documentados preparados para un tamaño A4, aunque la enorme calidad de la pantalla ayudará a que este problema sea algo menor. Como bien sabéis, debido a temas de costes, Galaxy Tab no trae un panel OLED como su hermano pequeño sino un panel Super TFT LCD con más resolución y claridad que el iPad, ya que al concentrar más o menos la misma resolución, pero en 2’7″ pulgadas menos, hace que la visualización sea más clara.

Una vez en la mano se siente ligero, y más robusto de lo que en un principio había pensado, debido a su acabado en plástico. Aunque el modelo que hemos tenido en la mano era aún un prototipo, no el modelo final con el acabado trasero en blanco, este era prácticamente igual que el que aparecerá de la mano de Vodafone en poco tiempo. El dispositivo tiene el tamaño exacto para cogerlo con una sola mano, y de hecho su ergonomía parece estar preparada para ello. Una vez dentro, vemos el famoso interfaz de Samsung TouchWiz 3.0 que ya se usó en el Galaxy S y como pudisteis ver en la anterior reseña, es una copia de la interfaz del iOS. Lo que cambia en este caso es que sí tenemos una Home Screen, donde podemos acceder a las aplicaciones y donde podemos colocar los widgets propios de Android 2.2 o los que trae por defecto y hechos por Samsung para la ocasión. La respuesta táctil es buena, aunque me ha dado la impresión que le cuesta un poco más que al iPad el detectar la pulsación y a veces se atasca y hay que insistirle, aunque sucede en las menos veces. Se nota que no tiene la calidad de los sensores táctiles de un iPad, pero insisto en que se maneja bastante bien y sin problemas a pesar de ello.

Aplicaciones

Las aplicaciones adaptadas por Samsung, como el lector de libros electrónicos, son cuanto menos, una adaptación (vamos a decir que están inspiradas en, por ser políticamente correctos) de las de iPad. Una librería con las portadas de los libros, la misma animación de acercamiento y apertura de libro, el mismo efecto de paso de página… El resto de elementos: calendario, contactos, etc. son también una inspiración del iPad, pero elegantes y bien presentados. Acceder a gMail es la aplicación nativa de Google, pero adaptada a la resolución, donde entramos ya en el problema de las aplicaciones no preparadas para la resolución de la pantalla, que ya comentamos que no se arreglaría hasta Android 3.0. Gracias a las librerías internas de Android y su adaptación en la disposición y tamaños de elementos a la resolución de los dispositivos, las aplicaciones bajadas del Market de Android no se ven mal del todo, aunque la interfaz y posibilidades son las mismas que un teléfono de varias pulgadas más, sin aprovechar el potencial de la pantalla más grande. Las aplicaciones que trae hechas por la propia Samsung, que sí aprovechan la pantalla, se ven y manejan bastante bien.

El dispositivo, en general, es bueno, dentro que tenemos que tener claro que Samsung se ha basado sin contemplaciones en un iPad, para crear un mini-iPad Android: esa es la realidad y la impresión que queda. El dispositivo me ha gustado, más de lo que pensaba, y creo que merece la pena. Recomiendo su compra a todo el que no le guste iOS pero necesite un dispositivo tipo tablet con un potente y versátil sistema operativo como Android, que es infinitamente mucho menos cerrado que iOS. Es una buena recomendación tanto para trabajo como para entretenimiento del día a día. Tiene una cámara de fotos buena y rápida, en la que no es incómodo hacer fotos, a pesar del tamaño, el vídeo se ve muy bien, las fotos también en la galería de Froyo que es bastante elegante y que se adapta muy bien a la pantalla. El teclado tiene una respuesta peor a la del iPad, aunque no mala, porque al ser un teclado a medio camino entre un teléfono y un teclado tipo netbook (como el del iPad) se hace difícil el hacerse con él, aunque se escribe mejor apaisado que en vertical.

Teléfono

Galaxy Tab tiene una característica principal que lo diferencia del iPad, y me refiero al teléfono. El tablet de Samsung es un teléfono, como otro cualquiera, aunque de 7″ pulgadas. La forma de hablar en él, sin auriculares o bluetooth es con un altavoz manos libres que no se oye nada mal, pero que resulta poco discreto para una conversación en la calle o ambientes similares. Según el comercial, y tiene su lógica, lo ideal es usarlo con un auricular bluetooth por la calle o con los auriculares que vienen con el dispositivo.

Precios

En general, es una buena compra, sino fuera por una cosa. Su precio libre oficial en España es de 800€, con 16GB de memoria. Cobrar lo mismo que cuesta un iPad con pantalla de 9’7″ con 3G y 64GB de memoria, me parece más que excesivo, y eso que el acabado de materiales y el tamaño son inferiores. No quiero imaginar su precio si tuviera la pantalla más grande. Además, el dispositivo viene limpio de accesorios. Había una promoción de regalo de teclado, pero nos han confirmado que esta ha sido eliminada, de forma que el tablet sólo trae auriculares y cargador. Nada más, e igual que el iPad. El precio de los dispositivos, es más caro que los de Apple, ya que el teclado que podemos ver en la foto superior (¿a qué no saben con qué está hecha? :) ) tendrá un precio de unos 80€.

Por Vodafone podemos conseguirlo por variaciones combinaciones:

  • 200€ contratando la tarifa Internet Contigo Oro de 10Gbps a máxima velocidad al mes, por 50€ durante 18 meses de permanencia.
  • 150€ contratando la tarifa Internet Contigo de 4Gbps, por 40€, más una cuota adicional de 10€ al mes durante los 18 meses de permanencia. 250€ sino pagamos la cuota de 10€ al mes durante 18 meses.
  • 250€ con Internet Contigo 2 horas, 20€ al mes, navegación sin límite durante 120 minutos seguidos al día.

Las combinaciones son muy variadas, y si tenéis más interés, podéis visitar la web de nuestros compañeros de tuexperto.com donde tenéis un extenso detalle de todas las posibles combinaciones tanto para particulares como empresas.

Conclusiones

Samsung Galaxy Tab merece la pena. Es caro, muy caro, mucho más que el iPad, aunque el poder conseguirlo subvencionado por la operadora puede ser tal vez una opción interesante. Samsung ha sabido hacer una buena copia del iPad, pero en versión Android y de hecho lo han copiado tan bien, que han conseguido un dispositivo que es bueno, interesante, práctico y bien acabado (como el iPad). Así que desde Appleweblog lo recomendamos pues merece la pena, a pesar de sus conocidas carencias. iPad también tiene otras cuentas, y a pesar de ello, también nos gusta a los amigos de la manzana.