EchoSign es una empresa que se dedica al manejo de nuestras firmas electrónicas en contratos desde el 2002. Un servicio de automatización de la firma que una vez realizado ya sea vía mail o por medio del fax, la empresa guarda como archivo de forma segura hasta que el cliente lo quiera recuperar.

Hasta ahora su función quedaba ahí, un proceso simple en el que hacer más fácil la gestión de firmas (eso sí, el país debía estar homologado) mediante la electrónica, además de mantener un copia de seguridad guardada. Su modelo de negocio funciona a través de varias tarifas con las que el cliente puede elegir, incluyendo una tarifa totalmente gratuita donde sólo podremos llevar a cabo cinco firmas al mes. Entre sus clientes se encuentran grandes empresas de tecnología como son Google, Dell, Time Warner o Qualcomm.

La compañía ha lanzado hoy una herramienta por la que podremos utilizar nuestra identidad social (Facebook, Buzz o LinkedIn) para firmar electrónicamente los contratos o documentos. La característica de esta identidad web social está diseñada para ayudar a proporcionar de una manera más fácil y eficaz la identidad en una transacción. Con esta nueva característica se añade a la firma electrónica un gráfico social que se une a los archivos en PDF guardados, dirección de correo, IP y el historial de transacciones cronológico.

Una característica que no está de más en cualquier contrato, ya que las redes sociales son para muchos su identidad más cercana a la realidad (o la realidad más cercana a su identidad) y aquella que dice quien eres realmente.