Redes sociales, blogs, aplicaciones web, portales de vídeo, wikis… en muy poco tiempo todo esto ha ido transformando, cambiando nuestras vidas, nuestra forma de relacionarnos. Lo que se denominó o etiquetó hace unos años como Web 2.0 es hoy un marcador de la sociedad, un termómetro perfecto que mide por donde cojea el mundo y hacia donde debemos mirar. ¿Hasta qué punto una herramienta como Twitter es importante en nuestras vidas?

La ciencia y la informática se han puesto de acuerdo para explicarnos el alcance e importancia que tiene en nuestras vidas. Podemos estar seguros de que los nuevos termómetros sociales se encuentran en la web, en las redes sociales como Twitter o Facebook, en los blogs que añadimos en los feeds o en los favoritos del ordenador. El estudio realizado en la Universidad de Indiana, a medias entre científicos e informáticos, confirma la importancia de la web y arroja unos resultados sorprendentes.

Se trataba de encontrar paralelismo a una herramienta como Twitter en el estado de ánimo de la sociedad bursátil. La pregunta que se hacían en la investigación era algo así como: ¿Podría haber relación entre la red de microblogging y el estado de los usuarios con las predicciones del mercado de acciones con tres días de antelación?

La respuesta, sorprendente, es afirmativa. Así que sí, atención a los más avispados porque del estudio podemos rescatar que uno podría llegar a hacerse millonario si tiene conocimientos analíticos socio-económicos. El proyecto arrojó hasta un 90% de fiabilidad. Para la investigación se analizaron 9,8 millones de Tweets de 2,7 millones de usuarios durante 10 meses en 2008. Cada Tweet fue analizado a través de varias categorías (calma, alerta, especie, vitalidad y felicidad).

A partir de ahí, un equipo fue capaz de medir las variaciones en los estados de ánimo de cada usuario para luego compararlos con los valores de cierre del mercado de valores. El resultado se acerca tanto a la realidad que los analistas piensan ya en aplicar las redes sociales al cierre de mercado de valores. La idea es implementarla como si fuera una agencia de noticias.. sólo que cada noticia sería un tweet, un usuario y su estado de ánimo… como valor seguro.

Esta prueba se une a otras que ya se habían realizado y que demuestran el impacto que ejerce sobre nosotros la vida digital. Los blogs son también un fiel reflejo de lo que acontece fuera de la pantalla. Herramientas sociales 2.0 que hilan muy fino ocupando labores periodísticas, científicas, médicas y ahora parece que hasta funciona para predecir las fluctuaciones de la economía, aunque más allá de todo eso, la web 2.0 y lo que venga tras ella, significan evolución, interacción e información. El algoritmo que interpreta nuestras vidas.