Todos los que formamos parte de este equipo de trabajo, al igual que ustedes los lectores, tenemos algo en común que nos reune a diario aquí: Apple. Por alguna extraña razón hemos permitido que una simple compañía de tecnología nos haya atrapado en su totalidad y creado una especie de fanatismo, en muchos incluso hasta ridícula. A diario en AppleWeblog tratamos su actualidad, recomendamos utilidades que potenciarían el uso de sus diferentes productos y nos atrevemos a especular sobre el futuro; existen ocasiones en las que hablamos también de su poder adquisitivo ¡y nos alegra cuando le va bien! como si una parte de esas ganancias nos tocase.

Yo lo he dicho en el pasado, a mi lo que ha atrapado principalmente es Mac OS X, pero al igual he tenido varios gadgets de su propiedad. En 2004 me hice de mi primer computadora con este sistema operativo, una iBook G3 que tenía la peculiaridad de poder abrir y cerrar la parte donde el teclado se colocaba, en su interior podíamos remover Airport cuantas veces lo deseábamos sin ningún tipo de experiencia en ensamblar ordenadores, aquella iBook contaba con 10.4 Tiger y aún la tendría si no hubiera tenido la mala suerte de que me lo robaran; en 2005 compré mi primer iPod de quinta generación de 80GB en color blanco, el cual al mismo tiempo que la iBook, fue hurtado.

Mi fanatismo, he de confesarlo, si roza lo ridículo en ocasiones. En el pasado 2009 me hice de mi actual MacBook Pro y desde 2008 he tenido todos y cada uno de los iPod touch en sus tres generaciones, y menciono sólo tres porque aún está pendiente la cuarta generación, aunque podría decantarme finalmente por el iPhone, que jamás he podido tener. En periféricos de consumo también es una locura, cables DVI, Magic Mouse, Apple Remote… en fin, muchísimo de la compañía de la manzana mordida que su servidora ha consumido. Mi compra más reciente ha sido un iPad WiFi de 16GB. Yo muestro mi orgullo hacía los de Cupertino con una pegatina (sticker) en el vehículo en el que me transporto.

Pero, ¿qué es lo que más me gusta de Apple? sin duda es la calidad de lo que venden, sea un simple cable de USD$29.99 o una MacBook Pro de 17” de más de dos mil dólares,  se nota a simple vista el esfuerzo por vender un dispositivo con estándares muy altos. Jamás me ha representado problema alguno así que mi consejo siempre a mis compañeros, familiares o amigos es simple: los aparatos de Apple son muy, pero muy costosos, pero merece la pena hacer el sacrificio. Si tuviera que elegir un producto en específico, me sigo quedando con Mac OS X por todo el malestar que me ha evitado desde que lo uso.

Yo ya conté a grandes rasgos que me gusta, y qué gadgets han estado en mi haber como maquera. La premisa de este artículo es que nos cuenten ustedes que es lo que más les gusta, y cuál fue su primer acercamiento, intercambiar opiniones y crear un círculo de recomendaciones entorno a productos para el futuro, por ello he resumido en tres rubros una serie de dispositivos que forman parte de la idiosincracia que conforma Apple Inc.

iPod, iPhone e iPad, o como lo móvil es lo de hoy

El renacimiento de Apple para convertirse en lo que hoy en día, en mi opinión se debe en gran medida a los iPod. Este gadget fue presentado por primera vez en octubre del 2001 y significó un revulsivo impresionante en cuanto a ventas, y el comienzo de una nueva cultura de música, la de la reproducción digital. Desde entonces el iPod ha tenido cuatro vertientes, el classic, nano, Touch y Shuffle, ya todos avanzados en cuanto a generaciones se refiere. De lo que más gustó del iPod era el click-wheel, que actualmente sólo se le encuentra en el iPod classic.

El iPhone fue el resultado de varios meses de rumores, y salió a la venta en 2007 primeramente con el iPhone Edge, después llegó iPhone 3G en 2008, iPhone 3GS en 2009 y el actual modelo, iPhone 4 han sido parte de la introducción de los de Cupertino, California, en el mundo de la telefonía y sobre todo, de las aplicaciones y sistemas operativos móviles. Y para finalizar el iPad, también fue el resultado de semanas de especulación y llegó en abril del 2010, ha significado una nueva manera de navegar por Internet, realizar tareas o hacer negocios, realmente el iPad tiene tantos usos que lo hacen un dispositivo completamente útil.

En mi opinión, lo móvil que presenta Apple es lo que más le ha representado ganancias, y de hecho, las estadísticas lo avalan. Hoy en día existen más fanboys, o simples consumidores gracias a estos representantes más que por los Mac u otra indole.

Mac y sistema operativo

Para los maqueros de toda la vida, los Mac y Mac OS X, son fuente inagotable para crear buenas ideas y grandes productos sin mayor contratiempo. El objetivo inicial de Apple ha sido la computación y desde que lo ha hecho, le ha reivindicado de gran manera. La nueva era en Mac comenzó en 1999, cuando la iBook Clamshell hizo su aparición con un diseño llamativo e innovador, a partir de allí en la terna portátil, hemos visto más iBook, MacBook, MacBook Pro, entre otras. En cuanto a lo de escritorio, la iMac G3, parecida a la Clamshell en cuestión de colores también fue una clara ganadora.

Es evidente que la iMac más linda de todos los tiempos es la iMac G4, conocida como “de lamparita”, de nueva cuenta dando de que hablar ofreciendo computadoras de primer mundo con diseño que jamás se había pensando; mientras que los PC mantenían un estilo grotesco y feo, Apple anteponía el buen gusto visual en lo palpable, y lo productivo en el sistema operativo, que recordemos recién cumplió diez años en su versión actual. En lo personal me considero más de esta categoría por lo antes mencionado.

Software, Final Cut Pro

En el mundo profesional de edición de vídeo, la suite de Final Cut Pro es una clara ganadora. Incluso, en la más reciente entrega de los premios Oscar, se comentó que este software había sido usado en el montaje y edición de la mayoría de las cintas cinematográficas que se llevaron la presea dorada. En lo personal en la actualidad, ha sido la razón de mayor peso para haberme hecho en una MacBook en su rama Profesional, ya que mi trabajo me lo requiere. Apple ofrece más opciones en cuanto a software se refiere, pero Final Cut es la de mayor peso.

{democracy:78}

Foto: TechDigest | Boudist