Siempre que se habla de alternativas libres y gratuitas a programas privativos (y carísimos) se habla de GIMP, pues la verdad es que es uno de los principales referentes dentro del FOSS y es de hecho una excelente alternativa a aplicaciones como Photoshop. Contando con gran cantidad de herramientas, plugins y funcionalidades avanzadas, uno de los problemas más comunes a los que se enfrenta un nuevo usuario es a su interfaz, pues está dividida en tres. La imagen por un lado, unas herramientas de un lado y otras por otro… y trabajando con un par de imágenes, puede llegar a costar un poco acostumbrarse.

En consecuencia, muchos nos pusimos contentos cuando nos enteramos que a partir de la versión 2.7 GIMP pasaría a ser sólo una gran ventana, pero faltan todavía unos meses para el lanzamiento. Y si bien pueden utilizar los últimos builds, ya saben que puede ser muy inestable. Afortunadamente, ahora podemos disftutar de esta interfaz en cualquier versión anterior a GIMP 2.6.10. ¿Cómo? Eso es lo mejor de todo, no se trata de un fork ni hay que instalar ningún plugin, nada. Sólo hay que tener instalado GIMP y descargar y ejecutar un script que se encargará de todo. Los pasos son muy simples:

Desde consola, descargamos el script:

sudo wget http://gimpbox.googlecode.com/hg/gimpbox.py -O /usr/local/bin/gimpbox

Y le otorgamos permisos de ejecución:

sudo chmod +x /usr/local/bin/gimpbox

Finalmente, lo único que hay que hacer es modificar el acceso directo de la aplicación, reemplazando ‘gimp’ por ‘gimpbox’. Y eso es todo. ¿Lo van a probar o prefieren esperar a la versión 2.7?

Vía: OMG! Ubuntu