Aunque ya hemos hablado un par de veces en ALTFoto del time lapse para fotografía nocturna o al mezclarlo con Stop motion, ¿qué es y cómo se hace un Time lapse?

Bien, la teoría detrás del time lapse es muy sencilla, se toman imágenes a intervalos periódicos y se unen posteriormente a una velocidad mínima de 24 por segundo para formar la ilusión del movimiento al ser interpretadas en nuestros cerebros.

Para llevar esto a cabo necesitaremos obviamente una cámara fotográfica y que esta disponga de la opción de programar fotografías a intervalos o acepte un intervalómetro (del que os hablaré otro día). Una vez tengamos en nuestras manos el equipo deseado, las instrucciones son muy sencillas:

Intervalómetro Canon

Deberemos programar nuestro intervalómetro para que realice fotografías a intervalos regulares, que pueden variar entre segundos o incluso días (en el caso del time lapse nocturno) y que dependerán del tiempo necesario para que exista algún movimiento apreciable entre una imagen y la inmediatamente anterior.

Por supuesto, tendremos que ajustar nuestra cámara para que cada una de las fotografías tomadas sea correcta en su exposición y enfoque. Yo recomiendo usar el modo manual incluso para el enfoque, ya que de esta manera conseguiremos evitar que la cámara enfoque nuevamente para cada toma y obtengamos una sensación de movimiento y uniformidad mucho mas realista en el posterior montaje.

La parte final es el montaje del vídeo que mostrará la ilusión del time lapse, para lo cual cada uno utilizará su programa de edición de vídeo favorito. El proceso es sencillo, se incorporan todas las fotografías deseadas en el orden cronológico de su captura y se define un número de imágenes o ‘frames‘ por segundo siendo el mínimo siempre de 24 para una correcta ilusión óptica.

Si todo ha ido bien, tendremos un vídeo mostrando en un intervalo corto de tiempo un movimiento ocurrido durante un largo periodo de tiempo y que en muchos casos sería inapreciable para el ojo humano por su baja velocidad pero que con esta sorprendente técnica queda al descubierto.

Recordad los puntos importantes:

  • Programar intervalos regulares
  • Ajustar la cámara para realizar exposiciones correctas
  • Modo manual para evitar variaciones
  • Mínimo 24 imágenes por segundo

Espero haber dejado algo más clara una de las técnicas más sorprendentes y divertidas que podemos realizar con nuestras cámaras. Si os animáis a intentarlo, dejadnos vuestras creaciones en los comentarios y así ¡podremos ver los excelentes resultados!

El vídeo que ilustra este post es una composición para el videoclip de Stomacher – Untitled/Dark Divider (tema y álbum disponible para descarga en su sitio web) hecha por Sean Stiegemeier .