See evolution Heatmap

Seevolution es un servicio de análisis web, parecido a los ya conocidos Google Analytics y Piwik pero con un aspecto que lo hace diferenciador: el análisis a tiempo real con visualización ad-hoc de heatmaps sobre la misma web a analizar.

Tras echarle un vistazo a la aplicación estoy deseando probarla con varias páginas en producción, ya que nos permitirá comprobar, con el tráfico real de los usuarios, si el diseño está bien concebido, la web es usable y la información está clara y bien distribuida. Usabilidad, diseño y tráfico, todo en una sola aplicación web que además es gratuita, con un máximo de 5 dominios a monitorizar. Otro matiz diferenciador de la herramienta es la posibilidad de monitorizar el funcionamiento de nuestro website, es decir, una monitorización externa del servicio, una buena forma de comprobar que la web sigue accesible en todo momento.

Al igual que Google Analytics o Piwik, el servicio genera un código JavaScript que tendremos que insertar en alguna zona de la web que se repita siempre, por ejemplo el pie. Una vez insertado el código, aparecerá en el pie de la página un guión bajo, lugar en el que tendremos que hacer click para logarnos en la aplicación y que nos aparezcan los datos, un panel de botones y el heatmap sobre nuestra web, mientras vamos navegando por ella.

El hecho que aparezca el guión bajo al final de la web, es algo que no me ha gustado nada. No me parece muy limpio insertar algo que es visible, aunque sea en la parte más baja. De todas formas, quiero probar la aplicación, con mayor profundidad, y verificar si los usuarios se percatan de esta intrusión.

Lógicamente, este análisis a tiempo real del comportamiento de los visitantes de un sitio web, no viene a sustituir a Google Analytics, Piwik o Mint, más bien, los complementa. Normalmente, cuando analizamos el impacto de un sitio web, solemos centrarnos en indicadores clásicos: número de visitas, número de visitantes, número de usuarios registrados, etc. Sin embargo, salvo que se detecte que algo falla estrepitosamente, una vez que tenemos la web en producción, nos conformamos con esos informes y no prestamos atención a si la información en la web está bien distribuida o cuáles son las zonas más «calientes».

Muchas veces, cuando realizamos análisis de usabilidad, nos llevamos más de una sorpresa al descubrir que los usuarios no siguen los patrones que habíamos estimado cuando concebimos el sitio durante su diseño, y si queremos ir conociendo a nuestros usuarios, creo que esta aplicación es una buena forma de comenzar a hacerlo.

Vía: Mashable | Foto: Mashable