Ya hemos hablado de Flickr en ALTFoto pero me gustaría hablar de uno de sus potenciales, y no es otro que ser una cantera de grandes fotógrafos que pueden pasar de aficionados a profesionales. Ésto es lo que le paso a la protagonista de este post Rebekka Guðleifsdóttir. Una islandesa aficionada a los autoretratos que un día se encontró que una gran compañía multinacional requería sus virtuosas manos con la cámara para hacerle una campaña publicitaria.

Un empleado del departamento de márketing de Toyota en Islandia conoció su trabajo a través de Flickr y le preguntó si estaría dispuesta a realizar su estilo de fotografía pero con un modelo muy especial, el Toyota Prius el primer coche híbrido de la compañía. Para una estudiante de arte este proyecto fue muy desafiante al principio, pero comenzó a coger confianza y realizó una serie de fotos con el coche que presentó al departamento de márketing de la empresa. Según cuenta ella esos minutos fueron eternos, ellos observaron las fotos detenidamente con el semblante muy serio. Se quedaron en silencio, le miraron y le dijeron “son horribles“. Imagina la escena, tu primer trabajo profesional para una compañía como Toyota y te dicen eso, pero la decepción sólo duró unos segundo porque enseguida les cambió el gesto y le dijeron “es broma“. Después de ésto empezaron a trabajar en el enfoque de la campaña.

Si nos fijamos en el trabajo de Rebekka Guðleifsdóttir podemos ver la creatividad de su obra y como lleva hasta el extremo la fotografía. Me encanta el color de sus fotos, ese toque norteño y nostálgico que encaja mucho con el caracter islandés.

La historia de Rebekka es una fuente de inspiración para todos los que nos gusta la fotografía, porque demuestra que si haces un trabajo excelente y creativo seguro que te llega la oportunidad de demostrar lo que sabes hacer y ganar dinero por ello. Porque internet es una gran oportunidad de mostrar nuestro trabajo y quien sabe si algún director de marketing de alguna multinacional no es un admirador de nuestra obra y en un futuro nos encarga un trabajo para su empresa.

Vía Strobist | Fotos: Rebekka Guðleifsdóttir