Mac y la edición de vídeo: divina combinación que terminó de convencernos a muchos a la hora de dar el salto al iMac o MacBook. No cabe duda que en dicho campo Final Cut Studio es una de las mejores opciones a escoger.

Desde julio de 2009 la suite de montaje por excelencia no ha recibido actualización alguna y todos esperábamos para este año una nueva edición que se las prometía tan revolucionaria como polémica.

Fue el pasado mayo cuando comenzaron a surgir los rumores de que un cambio radical en Final Cut Studio estaba gestándose. Renovación que acercaría el paquete al usuario de a pie, dejando de ser cuestión exclusiva del entorno profesional. Aunque Apple admitió encontrarse desarrollando Final Cut Studio 2010, quitó peso a las habladuría alegando que las nuevas herramientas serían «increíbles» y que los clientes profesionales las disfrutarían tanto como siempre.

Ahora nos enteramos por el medio francés HardMac que la suite, hipotéticamente con una interfaz unificada, ha visto retrasado su desarrollo por desaveniencias en la visión de un proyecto que no llegaría a término hasta 2011 y en una forma mucho menos ambiciosa a la originalmente prevista.

Según fuentes citadas por el sitio, los equipos responsables de Shake y Motion no habrían sido capaces de alcanzar acuerdo al respecto, lo que habría pospuesto un Studio de interfaz única hasta 2013.

También se apunta a que el retraso en las nuevas versiones de software Apple para Mac se debe a la presión que los de Cupertino han ejercido sobre sus desarrolladores para que se centren en iOS en detrimento del resto de proyectos.

Sí que hemos percibido como últimamente la rama informática de la compañía está siendo dejada un poco de lado y es una pena, porque personalmente es la que más aprecio…

Vía: AppleInsider