PowerMat es uno de esos productos con los que uno siempre sueña tener en su móvil, por lo menos la idea suena bastante bien. Una base de inducción que transmite la energía por contacto, simplemente poniendo el teléfono encima de la base y listo, lo dejas que se recargue. Hemos probado la base de PowerMat para iPhone 3G/3GS, un producto que en EE.UU. esta disponible por $70 y que en España lo estará a partir de octubre, que si bien cumple lo que promete, hay algunos problemas serios con este producto.

Este tipo de base llegan tras que Palm fuese la primera empresa que se planteó este sistema como una forma seria de carga, las Palm Pre y Pixi tienen una tapa especial que permite pasar la energía desde su base magnética hasta el teléfono, un accesorio que hay que comprar a parte, pero que si tienes una de estas Palm es un accesorio recomendado por lo cómodo que es olvidarse de conectarlo a ningún sitio, simplemente dejarlo encima de una base.

Lo más importante es comprender lo básico, ¿qué es y que hace? PowerMat usa tecnología de inducción para llevar la electricidad de la base conectada a la red eléctrica hasta el teléfono que tiene una carcasa especial.

Simple como el funcionamiento del chupete, pones la carcasa compatible sólo con iPhone 3G o 3GS, conectas la base a la red eléctrica y tan solo tienes que dejar encima de la base el teléfono para dejar que se recargue la batería.

Cuenta con una conexión microUSB en la parte inferior de la carcasa para poder usar lo que ya es oficialmente un estándar para cables de carga de energía y de datos, algo que se supone Apple debería de cumplir con el iPhone 4 pero que hemos visto como no ha sido así (¿quizá para el del año que viene?).

Los problemas de PowerMat

Realmente el producto hace lo que dice, no hay ningún problema con su funcionamiento. Con lo que hay un problema serio es con la carcasa que usan para iPhone. Es tan grande que el iPhone pasa a ser un terminal molesto, lo hace más peado, más grande y más voluminoso.

No hay una forma comoda de usarlo por ejemplo en una chaqueta o en un bolsillo del pantalón, es demasiado voluminoso para que sea cómodo por lo que instantáneamente se convierte en un estorbo. No digo que el producto sea malo, digo que el producto para iPhone no tiene sentido de esta forma.

El uso de una carcasa es una obvia y obligada decisión de uso porque Apple no permite acceder a la batería. En sus kits para BlackBerry tan sólo tienes que cambiar la batería y la tapa trasera para hacerlo compatible, así evitan tener que añadir más volumen al smartphone, pero es obvio, en el iPhone no queda bien.

Veredicto

4/10

Que quede claro, la nota es a este producto. Creo que el sistema que PowerMat presenta es excelente, pero para iPhone no esta sirviendo de nada. Es inútil tener un teléfono cuando ocupa y pesa tanto, para que sea útil tan solo lo deberías de usar en tu casa ya que lo puedes dejar en cualquier lado sin preocuparte y sin que te moleste la carcasa.

Si por lo menos la carcasa de PowerMat llevase una batería para poder decir «ok, es pesado, grande y abulta bastante, pero aumenta x2 la batería del iPhone«, pero no, por desgracia no lo lleva.

Galería