Es evidente que el mes de septiembre siempre se caracteriza por la lluvia de novedades de los fabricantes de cara a Photokina ’10 y algunos en especial. Después de presentaros y hablaros el otro día de la nueva CoolPix P7000, Nikon vuelve a sorprendernos con el lanzamiento de su hermana, la D7000, que viene a sustituir a la exitosa D90.

Esta nueva DSRL está destinada a un usuario no profesional pero con un uso intensivo dadas sus altas características. El sensor CMOS de 16.2 megapíxeles está asistido por 39 puntos de enfoque que nos aseguran un enfoque rápido y preciso en cualquier circunstancia. Cuenta con una sensibilidad ISO que va desde 100 hasta los 6400, con modos Hi1(12.800) y Hi2 (25.600) forzados.

Como no podía ser de otra forma, la D7000 cuenta con capacidad para grabar vídeo a 1080p con una velocidad de 24 frames por segundo o a 30 frames bajando su resolución a 720p que se verán fantásticamente en la pantalla de 3 pulgadas de alta densidad y 921,000 puntos. Tiene, eso sí, una pequeña limitación en cuanto a las tomas, que no podrán superar los 20 minutos de duración.

En el resto de novedades podemos incluir el lector doble de tarjetas SDHC y SDXC que nos permite aumentar notablemente la capacidad de almacenamiento, así como el cuerpo de magnesio, un visor con cobertura del 100% y una velocidad de ráfaga de 6fps.

Estará disponible a mediados de octubre por unos 1200$ y 1500$ si la queremos en un pack con el Nikkor AF-S DX Zoom 18-105mm f/3.5-5.6G ED VR.