Seguro que estáis al corriente de lo que ha pasado con la Playstation 3 -no sólo de móviles vive el hombre- y el famoso jailbreak que hace poco se hacía público y también de la pronta y consiguiente reacción lógica de Sony amenzando de baneos a diestro y siniestro, incluso prohibiendo por sentencia judicial la importación de este tipo de dispositivos en Australia. Pues ahora, y después de un tiempo la scene nos vuelve a sorprender con una noticia interesante, y es el uso de el Nokia N900 y la Palm Pre como “cuerpos del delito” para poder ejecutar copias “caseras” de juegos.

PS3 jailbreak con N900

Ha sido un tal KaKaRoTo (¿fan de Dragon Ball Z?) el que ha aprovechado las ventajas de tener a su alcance el código de PSGroove, el exploit en el que se basa el pendrive USB que se distribuye para hacer el jailbreak a la PS3 para re-escribir de nuevo todo él y crear el nuevo PSFreedom para Nokia N900, que es como se llama la criatura que aprovecha la capacidad USB On The Go para hacer tal tarea. Poco después de la aparición de PSFreedom para Nokia N900 otro usuario se encargaba de re-compilar y portar la misma para los dispositivos Palm Pre expandiendo así las posibilidades. Desgraciadamente para Palm Pre sólo está disponible el código fuente y hará falta tener algunos conocimientos de Linux (o seguir los tutoriales que encontraremos por Internet) para poder utilizarlo.

La idea es bastante simple, (que quizá no su programación) y es esto mismo lo que nos da la impresión de que la veda está abierta, y que por mucho que se empeñe a partir de ahora Sony en poner medidas contra este tipo de exploits lo va a tener muy difícil. A continuación os dejo un vídeo donde podéis ver cómo funciona la cosa en un N900.

Vía: Gizmología