Qué interesante se ha puesto la competencia JS1k: A lo más un kilobyte de código para demostrar el poder único de JavaScript como lenguaje de programación. Son varias las reglas, las cuales tuvo a bien explicarles Federico en su momento (hace casi un mes). Les recuerdo un poco:

  1. Debes crear un fantástico demo JavaScript.
  2. El código no debe rebasar los 1024 bytes y no debe fallar.
  3. No importa si el código ha sido ofuscado ni realizado con malas prácticas de la escuela espagueti.
  4. Debe operar sobre cada uno de estos navegadores: Firefox (3.6.8), Safari (5.0.1), Chrome (5.0.375.99), Opera (10.60).
  5. Puntos extra si el código cabe en un tweet: 140 caracteres o menos, claro.
  6. El 10 de septiembre es el último día para recibir trabajos.

La JS1k es un tesoro de conocimientos para los programadores interesados. Son muchos los demos sometidos hasta ahora. Y es uno de ellos el que motiva este post: el impresionante ajedrez que el mexicano Óscar Toledo que programó en la precisa cantidad de 1014 bytes de código (a 10 bytes del límite para competir). Admiren el código:

  

Toledo reporta varios forks de su código. Es importante mencionar que la versión JavaScript que arriba les muestro está basada en la versión en lenguaje C que le ha hecho merecedor al nombramiento como “el programa de ajedrez más pequeño del mundo“. Más aún, el código ganó la décima octava edición (2005) del Concurso Internacional de Código C Ofuscado en la categoría de Juegos.

Todo código bien hecho merece ser objeto de estudio, y si es ofuscado, más. ¿No lo creen?