No tengo mucho qué decir de Google Wave. No lo usé más de 5 veces. Claro, me enteré de su triste adiós y las cruzadas para rescatarlo. Por ahora me remitiré a dar crédito a las palabras de los desarrolladores de Wave, quienes hace unas horas montaron un buen post explicándonos cuáles serán los pasos que el software habrá de andar en su camino hacia el código abierto.

En primer lugar, hay que decir que comenzarán por analizar con detalle las cerca de 200 mil líneas de código de Wave. En particular, las especificadas en el Google Wave Federation Protocol, con la idea de que los usuarios puedan instalar su propia plataforma basada en él. Paso a paso, esto significa que tendremos

  • un paquete con cliente y servidor web para la colaboración en tiempo real a través de Wave.

  • un panel y un cliente Wave rápidos y con todas la funcionalidades originales.

  • una implementación del lado del servidor para almacenar y buscar _waves de forma permanente.

  • protocolos cliente y servidor revisados y ajustados para su propósito.

  • importación de waves desde wave.google.com.

  • la interesante capacidad de unir o confederar servicios Wave.

Google espera, aún, que sus protocolos de pie exitosamente una nueva generación de herramientas de comunicación y colaboración. Los detalles más técnicos serán discutidos en el foro oficial. Al final del día, lo que la empresa buscaba era convertir a Wave en el nuevo SMTP: el correo electrónico reinventado. Lo que Google no consiguió, tal vez la comunidad sí.