Las fotografías en las que la gente parece estar rodeado de un aura brillante son más comunes de lo que uno pensaría. Si la imagen es reciente, consideraríamos que es una manipulación en Photoshop. Sin embargo, si se tomó mucho antes de la era digital, los espíritus más religiosos se agitan, afirmando que es una prueba de la existencia de un aura humana, olvidando el hecho que los efectos fotográficos han existido desde el comienzo de la fotografía misma. En este caso, el «aura» es producido por un simple efecto llamado Kirlian.

Este es un fenómeno antiguo, llamado así por el inventor ruso Semyon Davidovich Kirlian, que lo hizo famoso en 1939. Sus principios técnicos son simples. En pocas palabras, consiste en aplicar un campo eléctrico de alto voltaje cerca de una placa fotográfica, y como consecuencia provoca la aparición de una luz radiante que rodea el objeto a fotografiar. Lo más desconcertante de ello, es que, a pesar del nombre alternativo del fenómeno bio-electrógrafo, funciona para los seres vivos y objetos inanimados, refutando las teorías que defienden la existencia de un aura humana y que puede ser fotografiada. Dejando el misticismo de lado, las imágenes producidas con este proceso son impresionantes.

La ironía de esto es que Kirlian, que supuestamente llegó a este proceso por accidente, mientras realizaba experimentos con electricidad y en realidad nunca pudo encontrar un uso inmediato para ello, fuera de la mera curiosidad científica. Sin embargo, a pesar que Kirlian toma el crédito por el descubrimiento, su logro no fue pionero. Hay registros disponibles que demuestran que, al principio del siglo 20, un sacerdote e inventor de nombre Roberto Landell de Moura realizó experimentos fotográficos de este tipo, en los que capturó, por primera vez, lo que se cree que es el aura humana. La controversia siguió y se vio obligado por la Iglesia a abandonar sus experimentos.

Vean aquí algunas fotografías producidas mediante la técnica de Kirlian, las cuales fueron tomadas por el fotógrafo estadounidense Robert Buelteman.