Poco a poco, a la chita callando que se dice, Apple está consolidándose como feroz adversario de los gigantes de la industria del entretenimiento electrónico. Dispositivos con una potencia de procesamiento a años luz de la competencia, un soporte de terceros a prueba de bombas (Rage para iOS es su máximo exponente) y precios de lo más competitivo en una categoría de la App Store, la de juegos, que roza ya las 40.000 aplicaciones.

La llegada de Game Center, respuesta de Apple a comunidades de juego como Xbox Live, no hará sino acrecentar la amenaza hacia unas Nintendo y Sony enfrascadas en frenar el intrusismo de los de la manzana en un mercado que hasta ahora creían suyo en exclusiva.

No sé si seré el único que así lo pensó, pero el ver aquella impresionante demostración de Project Sword en la Keynote de ayer me hizo decidir que sí, el iPhone, los nuevos iPod Touch, son ya plataformas de juego. Han abandonado el estatus de intento y han entrado de lleno en el de consolas portátiles de videojuegos capaz de dejarnos con la boca abierta.

Una forma de experimentarlo por nosotros mismos sin tener que recurrir a vídeos es descargar Epic Citadel, demo técnica mostrada hace unas horas por Epic Games en la que podremos recorrer el pueblo medieval (recreado con todo lujo de detalles) donde se enmarcará el susodicho Project Sword.

El «juego» implementa Unreal Engine 3 trayendo al iOS técnicas como el normal y bump mapping, texture blending, iluminación dinámica o reflejos que dotan a superficies y texturas de un acabado impensable hasta la fecha en un dispositivo portátil.

Podéis descargar Epic Citadel desde ya mismo en vuestro iPhone 3GS, iPhone 4, iPad y en los iPod touch de tercera o cuarta generación. También ha sido lanzado el Unreal Development Kit con las herramientas de programación empleadas para la creación de esta demo.