BusinessInsider difundió -de forma un tanto escandalosa diciendo «Disney Hates On HTML5»- las declaraciones de Albert Cheng a su salida de una las conferencias de la APPNATION. Cheng es Vice Presidente Ejecutivo para Medios Digitales de la cadena de televisión Disney-ABC, así que sus palabras son de mucho peso. Y, ¿qué fue lo que dijo? Que «HTML5 no está listo para la ABC», y he aquí dos de sus razones:

  1. No hay espacio para publicidad. Si no es posible conseguirlo, entonces hay muy poco interés en HTML5. ¿Qué opción tiene la empresa? Crear su propia aplicación que de forma controlada nos hará llegar publicidad, así como redirigirnos hacia contenido exclusivo de ABC. Es decir, no hay espacio para la competencia.

  2. Poca protección de copyright. Este es un asunto fundamental para la empresa (y para todas la proveedoras de contenido, por supuesto). Esta es también una de las razones por la que muchas empresas crean sus propias aplicaciones.

Es realmente interesante conocer las pobres expectativas que la Disney-ABC tiene con HTML5. Y es que no sólo no le interesa, sino que posiblemente le tema como una seria amenaza para su propiedad intelectual. ¿Y si HTML crece como un estándar de facto por encima de un software cerrado como Flash? ¿Esto es relevante para Disney y sus pares en Warner, Sony y demás?

Por otro lado, es ciertamente posible que ambas tecnologías convivan sin inconveniente, y empresas como la productora de series como Lost elija la que le genera mayores ganancias. Al final del día, debe quedarnos claro a partir de la palabras de Cheng que si Disney-ABC no quiere HTML5 es por motivos puramente económicos.

Pero ¿qué hay de las explosivas, emergentes e incontrolables posibilidades para presentar contenido enriquecido con algo tan abierto como HTML5? A estas no hay manera de detenerles, ni siquiera en calidad. Cualquier distribuidor de contenidos debería tenerlas en cuenta, tanto para la satisfacción de sus usuarios como para desarrollar un modelo de negocios adecuado en ese sentido. Y la verdad es que esto aún está por verse.

Dato curioso: Uno de los mayores impulsores de HTML5, al menos para los productos de su empresa también es miembro de la Junta Directiva de Disney: Steve Jobs.