Seguro recordarán el gran escándalo que se armó por los problemas de recepción del iPhone 4 que fueron destacados por medios de todo el mundo y terminaron recibiendo mucha atención cuando hasta la propia gente de Apple lo bautizó Antennagate y salió a regalar bumpers pero al mismo tiempo trato de minimizar el tema y atacó a la competencia asegurando equivocadamente que todos los celulares tenían esa clase de problemas.

Pero la gran pregunta es si el Antennagate de verdad terminó impactando directamente y de forma negativa en las ventas del iPhone 4 sin contar el daño que seguro generó para la marca Apple y iPhone en sí mismas.

Para tratar de responder ese interrogante, la firma global de inversiones Piper Jaffray acaba de publicar un estudio donde entrevistaron a 258 usuarios de móviles (en Minneapolis, USA), de los cuales 177 (69%) estaban al tanto de los problemas en la antena del iPhone 4. De los 177 enterados del tema, unos 36 aseguraron que el asunto había impactado en su decisión de compra.

Entonces, eso significa que Apple podría haber vendido un 20% más de iPhone 4 en Estados Unidos si no hubieran trascendido los problemas de recepción.

Pero, al mismo tiempo, otro factor de verdad muy importante que le está haciendo perder ventas a Apple en Estados Unidos es que el touchscreen no se venda en Verizon y esté atado a la exclusividad con AT&T: por cada 1 encuestado que conocía sobre el Antennagate, 3 se quejaban que el iPhone no está disponible en Verizon.

«Para cuantificar el peor escenario, estimamos que el 40% de las ventas de iPhone son de USA. Estamos pronosticando que Apple va a vender 11 millones de iPhones en septiembre, implicando unos 4.4 millones de ventas en el país. Si Apple pierde 20% de esas ventas, reducirá su Utilidad por acción estimada para el trimestre unos $0.11, pasando de $3.72 a $3.61», concluyen en el informe.

Apple-iPhone-4-Antennagate

Vía UV