Map My Tracks

Tengo una amiga muy aficionada a las rutas de montaña, carreras y maratones que me comentó el otro día si conocía alguna aplicación en la que grabar, compartir e, incluso, ver a tiempo real, sobre un mapa, el transcurso de un entrenamiento o una carrera, ya que era algo que andaba buscando. Conocíamos Wikiloc, que es un sitio web en el que los usuarios comparten rutas para cargar en el GPS y las muy extendidas RunKeeper y Nike+ para realizar trazas de los entrenamientos o rutas y visualizar posteriormente éstos y los resultados. Sin embargo, buscábamos algo más, ya que Runkeeper requiere un registro si queremos visualizar los datos, por ejemplo, de un amigo o éste quiere compartir datos con nosotros.

MapMyTracks es la solución a lo que estábamos buscando, una aplicación web que permite visualizar a tiempo real la situación y la ruta seguida por nuestros amigos durante sus entrenamientos o salidas de montaña, utilizando para ello la información enviada por el GPS del teléfono móvil y emplazando estos datos sobre GoogleMaps. Tan sólo hay que registrarse en la web e instalar el cliente del servicio en el terminal móvil. Hay un alto número de terminales soportados, así que es muy probable que el tuyo se encuentre en la lista. Todos las rutas que se añadan al perfil, ya sean a tiempo real o rutas almacenadas en un GPS, se comparten públicamente, por lo que ninguno de nuestros amigos tendrá que registrarse para saber por dónde andamos. Esta posibilidad de compartir públicamente, permite que desde la herramienta (ya sea por la web o desde nuestro móvil) podamos enviar a nuestro perfil de Facebook o Twitter, un enlace a la ruta que estamos siguiendo, para así compartirla con nuestros contactos y que pueda ser seguida en directo.

La verdad es que parece una herramienta interesante para seguir eventos deportivos en el que participen nuestros amigos o para estudiar nuestros entrenamientos, ya que además de los datos de distancias, la aplicación nos ofrece gráficas relativas al perfil del terreno (altitud) y la velocidad que se ha seguido durante la ruta, de hecho, me ha causado muy buena impresión las pruebas que hemos hecho con la aplicación.

Sin embargo, este tipo de herramientas tienen también su parte mala. Por un lado, la visualización en el navegador, al estar continuamente actualizando, se vuelve un poco lenta, y si eres de los que tiene 8 pestañas en su Firefox, como yo, cambiar de una a otra puede llegar a desesperar un poco. Lógicamente, la privacidad, o la ausencia de ella puede ser un problema, ya que las rutas están accesibles a todos los usuarios, es por ello por lo que podemos definir rutas públicas o privadas, evitando así compartir en la red todos nuestros pasos (por ejemplo, nuestro entrenamiento diario) y poniéndoselo, de esa forma, algo más complicado a los amigos de lo ajeno versión 2.0. Otro detalle de la prueba, realizada con un terminal Nokia, ha sido la imposibilidad de poner la aplicación en segundo plano y, por tanto, no poder bloquear el terminal.

El tándem GPS y smartphone está generando una cantidad de servicios y aplicaciones de lo más variado e interesante entre las que podemos encontrar las aplicaciones con fines deportivos, como MapMyTracks. Compartiré por aquí mi próxima ruta de senderismo.