A veces hacemos fotos y no sabemos por qué, pero no quedan tan bien como nos gustaría. Ésto puede ocurrir porque no hemos valorado la composición de la fotografía, es decir no hemos sabido ordenar los objetos que aparecen en ella. Al no tener un orden adecuado nuestro cerebro no puede apreciar lo que realmente pretendíamos decir con esa foto. Sólo con mirar las obras de arte de cualquier museo podemos ver como éstas siguen unas pequeñas reglas de composición para ordenar sus elementos. A continuación te dejo unos pequeños trucos que tú mismo puedes utilizar para que tus fotografías sean más agradables a la vista.

  • La regla de los tercios. Quizás ésta es una de las reglas más básicas, que todo fotógrafo conoce y suele seguir a raja tabla. Para utilizarla debes imaginar la escena como cruzada por dos líneas verticales y dos horizontales, estas líneas dividen la imagen en tercios. Actualmente muchas cámaras digitales tienen la opción de colocar estas líneas en la pantalla LCD. Lo único que tienes que hacer para seguir esta regla es intentar situar los objetos principales en las intersecciones de estas líneas. Simplemente haciendo ésto verás como tus fotos se vuelven más agradable para la vista.

  • Seguir el movimiento. Esta regla habla de lo que está ocurriendo en la imagen. Por ejemplo si haces la foto de alguien corriendo, puedes dejar espacio delante de él, así parece que la escena tiene una continuación. Cuando hagas un retrato de alguien puedes colocar espacio delante de sus ojos relajando su mirada y dándole continuidad.

  • Apóyate en las líneas. Las líneas son importantes para nuestra vista, nos guían y ordenan lo que vemos. Cuando haces fotos, seguro que en las escenas que quieres retratar encuentras líneas, aprovéchalas para organizar los objetos de la fotografía. Úsalas para guiar la mirada del espectador hacia la parte más importante de la fotografía.

  • Patrones y simetrías. Nuestro cerebro está programado para percibir patrones, así es como funciona. De modo que si puedes captarlos con la cámara seguro que te saldrán fotografías muy agradables de ver.

  • Figura y fondo. Esto es clave en la composición, debes saber exactamente cual es el objeto principal de la fotografía y resaltarlo sobre el fondo. Si no destacas la figura principal diluirás la información por toda la foto y el espectador no sabrá que mirar.

  • Enmarca. Los marcos refuerzan las escenas, aprovecha los marcos naturales para enmarcar tus fotos, puede que sean ramas, puertas, arcos, úsalos. Con estó ayudarás a la persona que ve la imagen a centrarse en lo que realmente crees que es importante, y como he dicho en el punto anterior reforzarás el objeto principal.

  • Rompe las reglas. Ésta es quizás la regla más importante. No existe una norma para que una foto salga bien y que todo el mundo piense que es preciosa. Lo importante es fotografiar, y rompiendo las normas o llevándolas al extremo podemos crear composiciones que seguramente no encontraríamos siguiendo las normas. En fotografía lo más importante es experimentar y practicar.

Fuentes: dZoom, FotoNostra, AmateurSnapper, Cristalab | Foto: Bart