La semana pasada, Twitter presentó su mayor rediseño en años, adaptándose a los nuevos tiempos y a las actividades más comunes de los usuarios, muchas veces cubiertas por servicios de terceros. Por ahora, es necesario esperar la notificación para probarlo, ya que no funcionan los trucos graciosos como el konami code, o los que parecen efectivos, como retwittear a un miembro que ya lo tenga.

Las novedades implican grandes cambios en su infraestructura, acuerdos con diversos servicios y consecuencias para los clientes de terceros y su propia monetización. Pero ¿qué ocurre a la hora de la verdad? En Bitelia tuvimos la oportunidad de conocer la nueva interfaz y aquí les contamos los mayores logros:

  • Mayor rendimiento: increíblemente, es necesario destacar este aspecto, porque se ganó su lugar a raíz de los inconvenientes que sufrimos en los últimos meses. No sólo mejoró su velocidad de carga, sino que todavía no encontré ninguna fail whale o cualquier otro mensaje de error a los que estamos acostumbrados.

  • Status quo en las acciones básicas: las tareas como publicar un tweet en nuestro perfil o leer la línea de tiempo, se hacen exactamente de la misma manera. Como la curva de aprendizaje suele ser compleja para los nuevos miembros, hubiera sido un gran error sumar nuevas cuestiones para entender.

  • Acceso veloz a las funciones más habituales: el nuevo menú superior permite acceder, desde cualquier página del sitio, al buscador, el timeline, nuestro perfil, los mensajes directos, la configuración, y suma un botón para twittear sin importar dónde nos encontremos.

  • Respuesta simplificada a los tweets: ¿no les ocurrió alguna vez que quisieron contestar una actualización de estado, y olvidaron qué decía el texto original, simplemente porque fueron redirigidos a su perfil? Esto es cosa del pasado, porque ahora se abre un nuevo cuadro de diálogo sobre el sector que estamos visitando, que también muestra el último post de la conversación, para que no dudemos ni debamos regresar al paso inmediatamente anterior.

  • Mucho contexto: el panel derecho proporciona dos funcionalidades importantes. En primer lugar, la posibilidad de previsualizar imágenes o vídeos sin salir del sitio, que también podemos limitar a los miembros que seguimos para evitar sorpresas. Además, hay gran cantidad de información relacionada, como el tweet anterior de la conversación, minibúsquedas de hashtags y vistas reducidas de perfiles. Sólo le faltaría comportarse como Twitoaster

  • Más contenidos para el buscador: integrado completamente en el nuevo aspecto, suma pestañas para hallar sólo publicaciones con enlaces y brinda un acceso directo a la búsqueda de personas. ¿La gran asignatura pendiente? Resolver el problema del índice acotado.

  • Reorganización consistente de los submenús: cada apartado que cuente con elementos como favoritos, seguidos, seguidores o listas, muestra esas opciones en una barra horizontal de pestañas. Ya no es necesario encontrar lo que necesitamos entre infinidad de ítems a la derecha de la pantalla.

  • Atajos de teclado: como gusto personal, prefiero utilizar el ratón. Pero si se acostumbraron a manejar su correo electrónico por medio de combinaciones de teclas, esta es una gran noticia para ustedes. De todas maneras, debo reconocer que la función Ir al perfil de un usuario es mucho más cómoda que escribir la URL en la barra de direcciones.

  • Más ayuda: las características que suelen generar dudas sobre su forma de uso, incluyen una explicación en apenas una frase o consejos. Igualmente, todavía es el punto más débil, en el cual todavía queda mucho por mejorar.

  • Un esquema visual más atractivo: aunque no siempre es un factor determinante, la navegación es más placentera. Si bien el cuerpo principal del servicio ocupa un ancho mayor, la transparencia del panel derecho le otorga un buen toque sutil. Los avatares de nuestros contactos, lejos de recargar la interfaz, añaden colorido.

Con este nuevo aspecto, Twitter comienza a tomarse en serio a sí mismo. Su apariencia es más profesional, menos caótica y le brinda amplios espacios para monetizarse. Definitivamente, un acierto enorme, que probablemente logre que muchos abandonen su aplicación de escritorio. Y ustedes, ¿ya tienen acceso a su cuenta renovada? ¿Cuáles son sus impresiones?